Martes, 18 de Diciembre de 2007

El joven Nick Clegg, nuevo líder de los liberal-demócratas británicos

EFE ·18/12/2007 - 20:33h

EFE - El joven diputado Nick Clegg, elegido nuevo líder del Partido Liberal-Demócrata británico.

En un ascenso meteórico, el joven diputado Nick Clegg, que está casado con una española, se convirtió hoy en el nuevo líder del Partido Liberal-Demócrata (tercera fuerza política del Reino Unido).

Clegg, de 40 años y portavoz de Interior, consiguió 20.988 votos de los 65.000 afiliados del partido, frente a los 20.477 votos obtenidos por su contrincante Chris Huhne, de 53 años y portavoz de Medioambiente.

Ex periodista y antiguo eurodiputado, Clegg venció a su rival por 511 votos, un margen mucho más estrecho de lo que venían vaticinando las encuestas y que deja al descubierto la clara división del partido.

El portavoz de Interior se erigió en el tercer jefe liberal-demócrata de los últimos dos años, pese a su inexperiencia en el Parlamento británico, donde logró su acta de diputado en 2005.

Clegg reemplazará en el cargo al veterano Menzies Campbell, quien renunció al puesto en octubre pasado por las críticas a su avanzada edad (66 años) y por unos sondeos de opinión que reflejaban un importante retroceso del partido bajo su liderazgo.

"Hoy quiero remarcar el comienzo de un verdadero cambio para el Reino Unido, el comienzo del futuro de un Reino Unido liberal", prometió el recién elegido líder, tras anunciarse en un céntrico hotel londinense el resultado de la votación.

"Bajo mi liderazgo -subrayó el joven diputado-, seremos ambiciosos. Juntos, podemos romper el agobiante sistema bipartidista (que dominan laboristas y conservadores en este país) y cambiar el Reino Unido para bien".

Clegg no dudó en celebrar el triunfo con un abrazo a su esposa, la abogada española Miriam González Durántez -hija del senador del Partido Popular José Antonio González Caviedes, fallecido en un accidente automovilístico en 1996-, con quien tiene dos hijos.

Los afiliados liberal-demócratas apostaron por la juventud, el dinamismo y la brillantez de Clegg (habla cinco idiomas, entre ellos el español, y es licenciado en Arqueología y Antropología), a quien muchos comparan con David Cameron, el también joven líder que ha logrado reavivar al Partido Conservador.

Bajo el mandato de Campbell, un político experimentado pero falto de carisma y puesto constantemente en entredicho por su edad, el partido ha caído a su nivel más bajo en las encuestas en seis años.

Un reciente sondeo de intención de voto hecho por la firma Ipsos-Mori otorgaba únicamente a los liberal-demócratas un 14 por ciento de apoyo electoral, frente al 42 por ciento de los conservadores y el 35 por ciento de los laboristas.

No obstante, Clegg rindió hoy tributo a Campbell -que se hizo con las riendas del partido en marzo de 2006, tras la dimisión de Charles Kennedy por sus problemas con el alcohol-, al afirmar que el "futuro brillante" que espera a la formación se debe al ya ex líder.

El gran reto de Nick Clegg pasa ahora por estabilizar y unificar a su partido, que cuenta con 63 escaños en la Cámara de los Comunes, donde el Partido Laborista, del primer ministro, Gordon Brown, posee 352 y el Partido Conservador disfruta de 194.

El nuevo líder, que adelantó que Chris Huhne desempeñará un "papel muy grande" en su equipo, también se enfrenta al reto de mejorar la imagen de su fuerza política de cara a las próximas elecciones generales, previstas para 2009 ó 2010.

Los liberal-demócratas, que tuvieron un notable avance (22 por ciento de los votos) en las elecciones generales de 2005 por su oposición a la guerra de Irak, sueñan con unos comicios en los que los dos partidos mayoritarios obtengan una mayoría insuficiente para gobernar y tengan que pactar con el tercer partido británico.