Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Janés cree que "quizás no estemos preparados para seguir el pensamiento de Zambrano"

EFE ·10/02/2010 - 12:12h

EFE - La poeta Clara Janés conoció en persona a María Zambrano cuando ésta regresó del exilio en 1984. Desde entonces y hasta el día antes de la muerte de la pensadora malagueña tuvieron muchos encuentros, con la poesía y la mística por medio. Ahora, como cuenta a EFE, "Desde la sombra llameante" recoge estas conversaciones.

Clara Janés conoció en persona a María Zambrano cuando ésta regresó del exilio en 1984. Desde entonces y hasta el día antes de la muerte de la pensadora malagueña tuvieron muchos encuentros, con la poesía y la mística por medio. Ahora, "Desde la sombra llameante" recoge estas conversaciones.

"Yo no sé si estamos preparados, por la educación que hemos recibido, para poder seguir todo el hilo de pensamiento de Zambrano", dice a Efe la poeta Clara Janés, emocionada por ver publicado su libro "María Zambrano. Desde la sombra llameante", publicado por Siruela.

Un libro fruto de estas conversaciones, lecturas y estudios, sobre esta filósofa, alumna de Ortega y Zubiri pero con un pensamiento muy personal, que acuñó el concepto de "razón poética" que dio como resultado "Filosofía y Poesía", y que se sintió atraída por la llama de la mística.

Y es que Clara Janés quedó hechizada por Zambrano, mucho antes de conocerla; primero estudiándola en Filosofía y en París con las lecturas de Cirlot, después, cuando oyó a Rosa Chacel y a Rafael Martínez, que la conocían bien, hablar con pasión y deleite de "Claros del bosque", que en 1981 se acababa de publicar en España.

"Le había mandado a Ginebra la 'cassette' con mi libro "Kampa", que todavía no estaba publicado -explica Janés-, pero no me contestó. Y, cuando volvió del exilio, en un momento quiso verme y fui con Nadal. Pero más tarde, cuando ya fui sola, me di cuenta de que me estaba contestando a mi pregunta de qué le parecía mi libro. Nos unían ya el tema de la resurrección, el tema de los cuerpos celestes, etcétera. Y me presentó el libro".

Para Clara Janés, María Zambrano era una gran maestra, al estilo socrático. "Conseguía con su enseñanza natural, con sus preguntas y cuestiones, que tú siguieras tu propio camino. Te hacía crear tu movimiento. Y esa apertura de pensamiento, esa manera enigmática y seductora de plantearlo, donde no existe un pensamiento cerrado, es de lo mejor que ha dejado".

"Eso, y su conexión con el pensamiento de Oriente, con la mística islámica, que conoce bien, y su amor, su fascinación por la música y por las palabras, que la llevan a la poesía, le permiten buscar por estos caminos que no están cerrados, que son abiertos. La voz y la palabras encarnadas, unidas a la música, de la que nos dice que 'vence el silencio antes que el logos'", precisa Janés.

De todos estos aspectos, de sus conversaciones y del retrato que dibuja de María Zambrano, va este bello libro, que tiene prólogo de Jesús Moreno Sanz, uno de los mayores expertos en la pensadora malagueña, que ha publicado "El Logos oscuro: tragedia, mística y filosofía en María Zambrano", un libro básico para conocer a la pensadora, en opinión de Janés.

Dividido en tres partes: la imagen, la palabra y el confín del silencio, "Desde la sombra llameante" se suma a las últimas publicaciones sobre esta gran intelectual, única mujer española que ha recibido el premio Cervantes y que vivió en el exilio más de 40 años entre París, Nueva York, La Habana, México, Roma y Ginebra, y cuya figura pública, por su fuerte magnetismo, se conoce más que su verdadero legado filosófico.

Además de este volumen, recientemente ha visto la luz el ensayo de Rogelio Blanco "María Zambrano: la dama peregrina" y ha aparecido la antología de los textos más importantes de la filósofa, realizada por su gran amigo, fallecido el pasado año, José Miguel Ullán para Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores.

Y esta editorial prepara también la edición de sus Obras completas, un proyecto que el filósofo José Luis pardo considera absolutamente necesario para que el profundo pensamiento de María Zambrano se conozca, tanto a niveles académicos como entre los lectores.