Martes, 18 de Diciembre de 2007

Llamazares niega una ruptura dentro de IU y considera "normal" su remodelación

EFE ·18/12/2007 - 19:40h

EFE - Los dirigentes de Izquierda Unida (de izquierda a derecha) Felipe Alcaraz, Manuel Monereo y Willy Meyer.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado hoy "normal" la remodelación de la Comisión Permanente de IU y ha asegurado que "para nada" supone una ruptura dentro de la federación.

Llamazares, en declaraciones a Efe, se ha expresado de esta forma después de que la Presidencia Ejecutiva Federal haya aprobado una resolución, por 30 votos a favor y uno en contra, por la que Willy Meyer, Manuel Monereo y Felipe Alcaraz -todos del sector crítico- son destituidos de sus cargos en la Comisión Permanente.

El eurodiputado Willy Meyer era responsable de Política Internacional, mientras que Manuel Monereo era responsable adjunto de Áreas.

La Presidencia Ejecutiva también ha apartado de sus responsabilidades a Felipe Alcaraz, que dejará su puesto como encargado de Relaciones Políticas; sin embargo, continuará como vocal.

El coordinador general de IU ha precisado que los tres cesados, a pesar de no continuar en la Permanente, siguen siendo miembros de los órganos de la dirección de la federación.

Además, Llamazares ha declarado que la labor de Meyer, Monereo y Alcaraz en la Comisión Permanente era "manifiestamente mejorable".

La resolución aprobada por la Presidencia contempla que la responsabilidad de Relaciones Políticas será cubierta por los diferentes responsables de la Comisión Permanente, y la de Política Internacional, por la Comisión Internacional de IU.

La Dirección de IU ha designado a Presentación Urán como adjunta a la Coordinación de Áreas y Programa, a Antonio Cortés como adjunto a la Organziación y finanzas y responsable de Extensión Organizativa y Censos de IU, y a Carlos Guirbau como encargado de Foros Sociales dentro de la Secretaría de Movimientos Sociales.

Según ha declarado a Efe el líder de IU, la resolución aprobada refuerza el "relanzamiento" de IU, al convocar elecciones primarias en la Comunidad Valenciana y crear un puesto específico para controlar los censos de afiliados.

No obstante, el sector crítico ha denunciado que Llamazares ha dado "un golpe de mano" y "ha optado por romper" la estructura de la federación.

Willy Meyer ha asegurado a Efe que la formación vive una situación "muy grave", que sólo podría superarse mediante la convocatoria de un Consejo Político Federal o de una Asamblea para "resolver democráticamente la imposición" de Llamazares.

Algunos de los miembros de la Presidencia Ejecutiva Federal han abandonado la reunión al conocer la resolución que finalmente se ha aprobado, según han relatado tanto Meyer como el secretario de Comunicación del PCE, Ginés Fernández.

Fernández ha comentado que "con el fin de no abrir una crisis irreversible en IU abandonaron la reunión, antes de la votación en la Presidencia los miembros de esta que defienden la legalidad y la unidad en IU de cara a las próximas elecciones".

Además, ha puntualizado en un comunicado que la resolución alternativa que han presentado contaba con 33 apoyos y que al no estar presentes en la votación el sector afín a Llamazares ha sacado adelante su resolución sólo con un apoyo del 28 por ciento de los miembros de la Presidencia.