Martes, 9 de Febrero de 2010

Obama dice que el mundo avanza rápido para sancionar a Irán

Reuters ·09/02/2010 - 22:13h

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el martes que la comunidad internacional estaba avanzando "con razonable rapidez" hacia la imposición de sanciones más amplias a Irán, ya que la república islámica expandió su programa nuclear.

Obama dijo que la negativa iraní a aceptar un intercambio de combustible atómico, mediado por la ONU, sugería que intentaba construir armas nucleares, pese a su insistencia en que su programa nuclear simplemente pretendía la generación pacífica de electricidad.

El presidente llegó a la Casa Blanca prometiendo acabar con la política de tratar de aislar a Irán impuesta por el anterior Gobierno. Pero ha adoptado una postura más dura desde las disputadas elecciones del pasado junio y tras cumplirse el plazo dado a Teherán para que aceptara un acuerdo propuesto por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), la institución de vigilancia nuclear de la ONU.

Irán desafió a la comunidad internacional al anunciar el domingo que producirá uranio enriquecido a un nivel del 20 por ciento para un reactor de investigación en Teherán que fabrica isótopos médicos para pacientes de cáncer. El martes anunció que la actividad había comenzado.

Obama dijo que la puerta continuaba abierta para que Irán participara en las negociaciones con las grandes potencias sobre su programa nuclear. Pero dejó claro que Estados Unidos ahora se centraba en las sanciones.

"En lo que vamos a trabajar en las próximas semanas es en desarrollar un régimen significativo de sanciones que les indicará lo aislados que están de la comunidad internacional en su conjunto", dijo Obama a periodistas en Washington.

"Está avanzando con razonable rapidez", declaró Obama cuando se le preguntó cómo evolucionaban los esfuerzos para imponer las sanciones.

Las grandes potencias ya han intensificado las discusiones sobre cómo responder a Irán y qué forma podría adoptar una nueva ronda de sanciones de la ONU por su disputado programa nuclear, que aún está en expansión.

"Creo que va a tardar algún tiempo, diría semanas, no meses, ver si podemos conseguir otra resolución del Consejo de Seguridad de la ONU," dijo a Fox News el secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, según una transcripción de la entrevista.

RUSIA ENDURECE SU POSTURA

Rusia, que en pasado instó a mantener conversaciones más que imponer sanciones, dijo que la decisión de Irán era una clara violación de las resoluciones de la ONU y que las preocupaciones de Occidente sobre las intenciones nucleares de Irán estaban bien fundadas.

"Los métodos políticos-diplomáticos son importantes para una resolución, pero existe un límite para todo" dijo Nikolai Patrushev, poderoso secretario del Consejo de Seguridad presidencial, a la agencia de noticias Interfax.

Entre las grandes potencias, sólo China, que puede bloquear cualquier sanción de Naciones Unidas, ha permanecido firme en su postura de oponerse a un castigo a Irán.

El martes, Pekín llamó a incrementar los esfuerzos diplomáticos para resolver el estancamiento generado en torno a los planes nucleares de Irán, instando a todas las partes involucradas a trabajar por un acuerdo sobre el plan de intercambio de combustible.

que las potencias occidentales consideran clave para el programa nuclear - y empresas de transporte y del sector energético, según declaraciones de diplomáticos occidentales.

La televisión estatal iraní citó al jefe de la agencia nuclear Ali Akbar Salehi diciendo que el proceso de producir uranio más enriquecido había comenzado en la planta de Natanz bajo la supervisión del OIEA.

La decisión de Irán sigue a un fracaso para acordar los términos de un intercambio nuclear propuesto por grandes potencias bajo el cual Irán enviaría la mayor parte de su uranio poco enriquecido al exterior a cambio de combustible.

Actualmente Irán enriquece su uranio a un nivel del 3,5 por ciento.

Salehi dijo que Irán estableció una cadena de 164 centrífugas para refinar uranio a un 20 por ciento de pureza. Además agregó que la capacidad de producción es de 3 a 5 kilos por mes, lo que supera las necesidades de 1,5 kilos del reactor de Teherán, indicó la agencia de noticias ISNA.

A pesar de que una bomba atómica requiere cerca de un 90 por ciento de pureza, obtener un 20 por ciento es un gran paso debido a que la etapa de bajo enriquecimiento es la más larga y difícil del proceso.

Actualmente, la república islámica no tiene plantas de energía capaces de utilizar el uranio de bajo enriquecimiento que ha producido y también carece de la tecnología necesaria para convertir el uranio enriquecido al 20 por ciento en barras de combustible, necesarias para hacer funcionar el reactor.

"Creo que Irán siempre tuvo la intención de enriquecer al 20 por ciento", dijo Mark Fitzpatrick, experto en proliferación del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos.

"Aparentemente es para proveer al reactor para investigación, pero también para ganar una experiencia enriqueciendo a mayores niveles que podría ser útil para la producción de armamento", indicó.