Martes, 18 de Diciembre de 2007

Ban Ki-moon reitera que la ONU no abandonará a Argelia frente al terrorismo

EFE ·18/12/2007 - 12:15h

EFE - Miembros de los equipos de rescate trasladan un cuerpo sin vida de entre los escombros de las oficinas de la ONU en el distrito de Hydra de la capital argelina, el pasdo 13 de diciembre.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró hoy que la organización mundial "no abandonará a Argelia" frente al terrorismo e instó a luchar "todos unidos" contra esa amenaza.

Ban aseguró que las agencias de la ONU permanecerán en Argel, pese a que dos de ellas, la Alta Comisaría para los Refugiados (ACNUR) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se han visto duramente golpeadas la semana pasada por dos atentados terroristas.

El pasado día 11 murieron en Argel diecisiete empleados de Naciones Unidas, catorce argelinos y tres extranjeros, por la explosión de un camión-bomba conducido por un terrorista suicida, cargado con 800 kilos de explosivos.

Ban visitó hoy el lugar del atentado, rindió homenaje a las víctimas y mantuvo un encuentro con el personal de la ONU que trabaja en la capital argelina y sus familias.

Antes del atentado la ONU mantenía en Argel a 145 funcionarios, 115 argelinos y 30 extranjeros de diversas nacionalidades.

En un encuentro con la prensa al concluir su breve visita a Argel, Ban instó a la comunidad internacional a trabajar conjuntamente contra la lacra terrorista, y añadió que "es responsabilidad de todos unirse para combatirla".

"La acción de los terroristas no va a desanimar a la comunidad internacional y en particular a la ONU para asumir su papel vital en el mundo, cualquiera que sean las amenazas que pesen sobre nuestro personal", subrayó.

De los dos atentados de la semana pasada se responsabilizó la banda Al Qaeda en el Magreb Islámico en un mensaje difundido el mismo día por internet, en el que se mostraban las fotos de los terroristas suicidas.

Uno de ellos era un sexagenario, al parecer enfermo de cáncer, y el segundo un joven de menos de treinta años que aparecía sonriente mientras portaba una pistola y un subfusil.