Martes, 9 de Febrero de 2010

El PP dice que el Gobierno ha pasado "de la conjunción planetaria a la conjura mundial"

EFE ·09/02/2010 - 12:20h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado hoy que el Gobierno ha pasado "de las conjunciones planetarias a las conjuras mundiales contra" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En estos términos, en una reunión con la mayoría de los diputados del PP, ha hablado Sáenz de Santamaría de la polémica abierta estos días a causa de la imagen de España en los mercados financieros internacionales.

Ayer el ministro de Fomento, José Blanco, responsabilizó a los "especuladores" y se refirió a "maniobras turbias", en tanto que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, acudió a la City de Londres, el más importante centro financiero de Europa, para defender la solvencia de la economía española.

La portavoz de los diputados del PP ha citado estos hechos para después acusar al Gobierno de estar inmerso ahora en "delirios conspirativos".

"Ha pasado de las conjunciones planetarias a las conjuras mundiales contra Zapatero", ha dicho Sáenz de Santamaría antes de pedir "seriedad" al Gobierno, al que de paso ha exigido que "acompañe trabajos y declaraciones".

Ha incidido en sus reproches al señalar que el Ejecutivo es "incapaz" de superar la crisis económica, como revelan "la caída de su imagen exterior" y "las dificultades para captar recursos".

Para la portavoz de los populares en el Congreso, el de España es "el peor cuadro económico" de los países desarrollados y entretanto "la capacidad para encauzar el crecimiento y el bienestar está embargada por la crisis de credibilidad profunda" del Gobierno.

Tras alertar de la desconfianza generalizada que puede implantarse en España, ha abogado por un Gobierno "certero" en sus análisis y en sus diagnósticos, de modo que posteriormente pueda, con voluntad, emprender reformas.

Pero el actual Gobierno, a su entender, se ha equivocado permanentemente y está en "teorías conspirativas que se desmontan día a día".