Martes, 9 de Febrero de 2010

Un dibujante español, de becario a aspirante al Oscar en 4 años

Reuters ·09/02/2010 - 13:57h

Por Blanca Rodríguez

La búsqueda de Javier Recio en Google Imágenes no da como resultado ninguna fotografía de este joven dibujante español. Él ha hecho la prueba, y parece aliviado de conservar el anonimato pese al revuelo creado a su alrededor tras anunciarse su candidatura a un Oscar en la categoría de cortometraje animado por su primer trabajo como director.

Recio, de 28 años, nacido en Madrid pero criado en Granada, considera "increíble" la noticia, y más cuando cuenta que hace apenas cuatro años empezó como simple becario en Kandor Moon, el estudio que junto al actor Antonio Banderas está detrás de "La dama y la muerte", un corto realizado en 3D que defiende en clave de humor la muerte digna.

"Entré como becario, porque no tenía experiencia profesional en el mundo audiovisual. Venía del cómic", explicó el martes en una entrevista con Reuters.

Por eso, aunque después aclara que la beca duró poco y enseguida fue uno más en este estudio granadino pionero en el uso de las tres dimensiones en la animación, parece aún sorprendido por la gran acogida que ha tenido el corto allí donde ha ido.

"Cuando me paro a pensarlo, en los pocos momentos que hay en estos días donde me puedo parar tranquilamente en mi casa a poner una lavadora y (...) volver a ser yo en mi vida, me paro a pensarlo y es fantástico, una alegría enorme, porque en realidad no puedes optar a nada mejor, hay muchos premios, hay festivales muy interesantes, pero ¡son los Oscar!", declaró.

El corto de ocho minutos cuenta la historia de una anciana que vive sola con el recuerdo de su marido fallecido. Una noche recibe la visita de la muerte, a la que recibe dispuesta para reencontrarse con su esposo.

Sin embargo, cuando está a punto de cruzar el umbral, se despierta en la sala de urgencias de un hospital rodeada de enfermeras de estilo 'pin-ups' al frente de las cuales está un médico con aspecto de héroe un poco macarra que lucha a brazo partido con la muerte por la vida de la anciana.

Con un presupuesto de 680.000 euros, altísimo para cualquier producción española pero pequeño para cualquier trabajo de las mismas dimensiones de Pixar, en él han trabajado 25 personas durante año y medio.

El corto surgió de una lluvia de ideas en Kandor Moon tras la finalización de "El lince perdido", que ganó el Goya a la mejor película de animación el año pasado, y antes de la realización de "Goleor: La balanza y la espada", el próximo largo en el que está trabajando el estudio, en este caso con un presupuesto de 22 millones de euros.

"No podíamos tener al equipo parado, entonces los directivos de Kandor propusieron una idea muy bonita (...) hacer un cortometraje para probar técnicas nuevas de 3D, porque en esto de las películas de animación en 3D tienes que estar muy actualizado todo el rato si quieres competir en taquilla con los grandes", explicó sobre el origen del corto.

MUERTE DIGNA

A Recio se le ocurrió la idea ganadora porque en ese momento estaba pasando por un momento personal muy difícil, ya que su abuela "se estaba apagando lentamente".

"El tema de mi abuela me hizo mirar un poco al tema de la muerte digna y me pareció muy interesante contarlo. Quería hacer un corto que contase algo, que no fuera simplemente un corre que te pilla de dos personajes, quería que detrás hubiera una historia, una historia interesante", declaró.

Visualmente, la primera parte del corto recuerda al estilo de Pixar, y la segunda bebe de los dibujos de el Coyote y Correcaminos y Tom y Jerry.

"Soy de la última generación que ha podido disfrutar de estos dibujos, y quería hacerles un poco un homenaje. Nos hemos basado mucho en esa estética, en esos pasillos imposibles, que se deforman, que se proyectan al infinito, que todo es como una locura en cada plano".

Recio, que acudirá a la gala de los Goya este domingo porque el corto también es candidato, está encantado con el nuevo rumbo que ha tomado ahora la animación, dirigida a un público más adulto.

"Puedes llegar a más sitios, hay menos prejuicios de dónde viene el producto", declaró.

El productor ejecutivo del corto, Enrique Posner, aporta un hecho clave sobre el estado de este género, de plena actualidad gracias al éxito internacional de "Avatar": es más fácil atraer dinero para hacer animación en 3D que para el cine de ficción tradicional.

Sobre las esperanzas de llevarse la estatuilla el próximo 7 de marzo en la gala de los Oscar, Recio lo ve difícil, aunque asegura que no hay que ser derrotistas, y afronta con ilusión la gira de promoción que va a hacer antes de la noche de los premios por San Francisco y Los Ángeles.

"Voy a poder ir a estudios como Disney, Pixar, Dreamworks y no voy a ir como un turista, sino que vamos con la cabeza muy alta con el cortometraje que hemos hecho aquí y a enseñarlo. Espero no decepcionarlos...".