Martes, 9 de Febrero de 2010

Los michelines más deseados de la historia

Los actores y las actrices de Gordos copan las nominaciones de este año para los Goya

CARLOS PRIETO ·09/02/2010 - 08:15h

Verónica Sánchez y Marta Martín se miden las barrigas en una escena de Gordos.

Los amigos del Libro Guinness pueden ir tomando nota: seis intérpretes de Gordos están nominados este año a los Goya. Sí, han oído bien, seis: Raúl Arévalo, Antonio de la Torre, Leticia Herrero, Pilar Castro, Verónica Sánchez y Fernando Albizu. Un reconocimiento que se ajusta como un guante a un proyecto que, como ha explicado el director Daniel Sánchez Arévalo, no hubiera existido sin la colaboración entregada de sus intérpretes: tuvieron que engordar y adelgazar en función de las necesidades de una trama que, a su vez, viró en función de los michelines que eran capaces de ganar o perder.

Unos, como Verónica Sánchez, que interpreta a una embarazada, se lo tomaron tan en serio que casi todos los espectadores creyeron que estaba preñada cuando rodó el filme. "Las barrigas postizas están muy bien, pero no es suficiente: nada puede igualar el efecto conseguido cuando engordas pechos y brazos a base de comer", explica Sánchez.

Dieta indigesta

Otros, como Raúl Arévalo, no llegaron a ver su cuerpo hinchado. "Soy un frustrado de la vida explica. Daniel [Sánchez Arévalo] me propuso engordar unos 12 kilos. Lo intenté con ayuda de la dietista. Pero cada vez que ganaba cinco o seis kilos, vomitaba como un loco y me entraba diarrea. El médico me dijo que mi cuerpo no estaba preparado para esta dieta. Por suerte, no era esencial que mi personaje engordara, así que sólo hubo que cambiar una secuencia".

"Me alegré mucho cuando empecé a engordar", cuenta Verónica Sánchez

El riesgo era, claro, que Raúl Arévalo no fuera el único incapaz de engordar. "El director y el productor se han tirado al vacío con esta película. Había cierta presión en el ambiente. Si mi caso se hubiera repetido, no sé qué hubiera pasado con el rodaje", cuenta el actor. "Algo de presión había.Me preocupé un poco cuando mi cuerpo rechazó la dieta los primeros días. Me llevé una gran alegría cuando empezó a aparecer la celulitis", añade Sánchez.

Por último, cuando se les pregunta por las claves que explican este alud de nominaciones para el reparto, ambos señalan con el dedo a Daniel Sánchez Arévalo y su capacidad para guiar a su rebaño de gorditos. "Tiene un gran talento para escribir personajes y dirigir actores", señala la actriz. "Daniel siempre ha dicho que su fuerte son los actores. Se preocupa mucho por nosotros. Y disfruta relacionándose con su reparto", zanja Arévalo.