Martes, 9 de Febrero de 2010

Oliart no tolerará protestas fuera de la legalidad

Ultima un plan para reducir la externalización de programas

A. G. ·09/02/2010 - 08:00h

CCOO - Asamblea en la Casa de la Radio, en enero pasado.

El presidente de Radio Televisión Española (RTVE), Alberto Oliart, reunió ayer al consejo de administración de forma extraordinaria ante el malestar de los trabajadores, que han convocado varias movilizaciones y una huelga general para el 3 de marzo en defensa de sus empleos, que creen en peligro debido a la externalización de programas en la televisión pública. El consejo abordó esta problemática y apoyó a su presidente para tomar las medidas necesarias que impidan a los trabajadores realizar protestas fuera de la legalidad.

En concreto, según informaron a este diario fuentes de los asistentes a la reunión, los consejeros respaldaron a Oliart a la hora de impedir las iniciativas de algunos trabajadores "exaltados" que abogan por medidas como la invasión de platós para interrumpir programas. "Las protestas, si las hay, deben ser formales, dentro de la legalidad", indican.

Además, el presidente anunció que presentará el miércoles al consejo un plan con medidas concretas para reducir la externalización de programas y aumentar la producción interna, comoreclaman los sindicatos.

El convenio, "prioritario"

Al mismo tiempo, el consejo aprobó una resolución interna en la que expresa su compromiso de incremento de producción interna y la plena utilización de los recursos de RTVE para conseguirlo, si bien entiende que la negociación con los sindicatos sobre este tema "debe realizarse en el marco del convenio colectivo", cuya aprobación [el último caducó hace tres años] considera "prioritaria".

Por parte de los sindicatos, el presidente del Comité Intercentros, Teo Altieri, consideró que "está muy bien" la posición del consejo, aunque lamentó que por ahora no haya "ninguna propuesta encima de la mesa", y reclamó en este sentido "propuestas concretas". Fuentes del consejo reconocían ayer que, aunque "se han pasado en las formas", los trabajadores "tienen razón en el fondo".