Martes, 18 de Diciembre de 2007

Zoido califica de "excepcional" e "histórico" el ejercicio 2007

EFE ·18/12/2007 - 17:47h

EFE - El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido durante su tradicional discurso de Navidad.

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, dijo hoy que 2007 ha sido un año "excepcional" para los mercados y para los inversores, un ejercicio "histórico" en el que se han batido récords de contratación, capitalización y liquidez.

En su tradicional discurso de Navidad, Zoido hizo balance del ejercicio y calificó 2007 como un año "histórico" en cuanto al número de salidas a bolsa y en cuanto a la rentabilidad para los inversores, después de cuatro años consecutivos al alza.

Respecto al impacto de la crisis de liquidez de los mercados, Zoido aseguró que "en un ejercicio en el que se ha puesto a prueba los soportes y su capacidad de respuesta, el mercado de acciones ha cumplido con su cometido".

"Las bolsas, añadió, han cumplido con su cometido y han conseguido que la liquidez se haya convertido en elemento estructural de los mercados".

Así mismo, indicó que los mercados de valores han ido ganando peso frente a los mercados crediticios y monetarios, también en el caso del sector bancario, que tiene ya un 25 por ciento de sus activos en acciones de renta fija a corto, medio y largo plazo.

En cuanto a la recientemente aprobada ley del Mercado de Instrumentos Financieros (MIFID), Zoido explicó que "representa un reto para todos los participantes en los mercados, y abre grandes oportunidades con la puesta en marcha de nuevas estrategias".

Ante la nueva norma europea, indicó, el mercado español, el cuarto de europa por tamaño, ofrece un crecimiento sostenido y superior al de otras bolsas, además de experiencia contrastada, liquidez, buenos precios y el acceso a plataformas y sistemas tecnológicos de última generación.

Zoido justificó su optimismo haciendo un repaso de algunas de las cifras del ejercicio 2007, que sitúan a la bolsa española en récords históricos.

La bolsa española, la cuarta por tamaño de Europa, canalizó de enero a octubre de este año 81.659 millones de dólares (56.700 millones de euros, aproximadamente), y el volumen negociado en acciones fue, hasta noviembre, de 1,6 billones de euros, un 50 más que el año anterior.

En los últimos cinco años, el Ibex-35 se ha revalorizado un 158 por ciento lo que, según Zoido, consolida la ventaja comparativa del selectivo español frente a otros índices.

También insistió en la excelente salud del Sistema de Interconexión Bursátil Español (SIBE), donde el beneficio conjunto de las empresas negociadas rozó los 100.000 millones de euros con un crecimiento superior al 20 por ciento, y destacó así mismo los beneficios generados por el mercado continuo, que alcanzaron los 43.821 millones de euros en los nueve primeros meses del año.

Por lo que respecta a la capitalización de las empresas cotizadas, cuya capitalización alcanzó en noviembre 1,4 billones de euros, con un crecimiento del 21 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, Zoido indicó que se trata de "un mercado con una fuerza extraordinaria, fiel reflejo del soporte empresarial del país".

De este modo, prosiguió, la bolsa española consolida su privilegiada relación de liderazgo en términos de rentabilidad total, ya que en los últimos tres años ha sido del 25,2 por ciento.

"El mercado bursátil, dijo, se ha convertido en un pilar indispensable a la hora de canalizar los recursos de ahorro hacia empresas que son la base del aumento de la riqueza en la sociedades desarrolladas".

Del mismo modo, se refirió a las diez salidas a bolsa mediante ofertas públicas que se han materializado en 2007, con un volumen de 10.571 millones de euros, superando así el récord de 2000, así como a las opas resueltas este año, por un valor de 33.859 millones de euros.

Además, el presidente de BME hizo hincapié en la internacionalización de la bolsa española, particularmente en el peso de la inversión extranjera, que alcanza ya el 60 por ciento del total, a lo que hay que sumar que, en el primer semestre de este año, el 47,8 por ciento de la facturación realizada por las empresas del Ibex ha tenido su origen fuera de España.

"Esto refleja, añadió, el atractivo internacional del mercado español y su competitividad frente a otros mercados".