Lunes, 8 de Febrero de 2010

Los antiabortistas acusan al Gobierno de empujar a las mujeres al aborto

Afirman que el Ejecutivo considera "a los enfermos y discapacitados como seres humanos de segunda categoría"

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·08/02/2010 - 19:10h

Miguel G Castro / Reyes Sedano - Los antiabortistas consideran que su manifestación será respaldada "masivamente" por la sociedad española.

Las organizaciones antiabortistas ya han hecho público el escrito con el que tienen previsto manifestarse en marzo en la llamada "Marcha por la Vida". A través de él, estas organizaciones exigirán "la retirada del proyecto de ley del aborto y la promoción de medidas que protejan el derecho a vivir del no nacido y a ser madre". 

Y todo porque estos grupos consideran que el Gobierno "abandona a la mujer ante sus problemas" con la aprobación de la ley "empujándola al aborto". Acusan abiertamente al Ejecutivo de considerar "a los enfermos y discapacitados como seres humanos de segunda categoría" y de permitir que sean "eliminados antes de nacer".

Los antiabortistas consideran que los padres deben tener derecho a informar a sus hijos en materia de educación sexual según sus propias convicciones y que los sanitarios deben de mantener su derecho a la objeción de conciencia. Algo que con la nueva ley no ocurriría, según los responsables del comunicado, que afirman que se vulnera "el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias normas morales".

Un escrito que también alerta de que "el número de abortos practicados en España supera ya el millón", algo de lo que culpa a las autoridades que "siguen sin ofrecer ninguna información ni ayudas sociales a las mujeres embarazadas". Para estos grupos el Gobierno también deja "solas" a las menores e impide "a los padres ayudar a sus propias hijas".   

Las organizaciones pro vida consideran que la concentración del próximo mes de marzo supondrá una respuesta de la sociedad que "masivamente" se posiciona con los antiabortistas. "Las encuestas son claramente contrarias a la ley", concluye el manifiesto.