Lunes, 8 de Febrero de 2010

Una sustancia ignífuga afectaría la fertilidad: estudio

Reuters ·08/02/2010 - 16:46h

Por Laura Buchholz

Si una mujer no puede quedar embarazada, el problema podría ser el sofá, la radio, la alfombra o cualquier elemento de la casa que contenga sustancias químicas llamadas PBDE, que según un nuevo estudio estarían asociadas con una disminución de la fertilidad.

Los PBDE, o polibromodifenil éteres, son una clase de compuestos usados como retardantes de llama en plásticos y espuma que alteran las hormonas y se acumulan en la sangre y los tejidos.

En un estudio publicado en Environmental Health Perspectives, los autores hallaron que cada vez que el nivel de PBDE en sangre se multiplicaba por 10 las mujeres tenían un 30 por ciento menos de posibilidades de lograr un embarazo cada mes.

Estudios con animales mostraron que los PBDE tienen efectos negativos en la reproducción y la función hormonal, pero este es el primer estudio que muestra la relación en la fertilidad humana, señaló el equipo de Kim G. Harley, del Centro de Investigación de Salud Ambiental Infantil de la Escuela de Salud Pública de la U.C. Berkeley, en California.

El equipo midió los niveles de PBDE en muestras de sangre de 223 embarazadas, que participaron en un estudio a largo plazo sobre la exposición ambiental y la salud reproductiva. Los autores les preguntaron a las mujeres cuántos meses habían demorado en quedar embarazadas.

Las que más tardaron en concebir fueron aquellas con los niveles más altos de PBDE en sangre: hasta 12 meses. El estudio finalizó a los 13 meses.

Además, las 107 mujeres que estaban buscando el embarazo eran un 50 por ciento menos propensas a concebir en cualquier época del año si tenían niveles altos de PBDE en sangre.

La mayoría de las mujeres quedan embarazadas en los primeros seis meses de intentos. Si no lo logran en 12 meses, son consideradas "infértiles", dijo Harley, aunque es probable que conciban después del año.

Tras 12 meses de relaciones sin protección, el 85 por ciento de las menores de 35 y la mitad de las mayores de 35 años logran quedar embarazadas. El tratamiento no comienza hasta que la pareja haya intentado concebir sin suerte durante un año.

"No estudiamos la infertilidad, sino la subfertilidad, porque todas las participantes quedaron embarazadas", declaró Harley. "Si hubiésemos incluido parejas infértiles en el estudio, podríamos haber registrado un efecto más fuerte de la exposición a los PBDE", agregó.

Como la muestra provino principalmente de zonas agrícolas, el equipo tuvo en cuenta la exposición a pesticidas y otros factores que podían alterar el estudio, como la irregularidad del ciclo menstrual, la frecuencia de las relaciones sexuales, el consumo de alcohol, tabaco y cafeína, el peso antes del embarazo y el uso de anticonceptivos el año previo al embarazo.

"El estudio es el primero que informa que las concentraciones altas de PBDE en la sangre femenina están asociadas con una demora mayor para lograr un embarazo, que es un resultado que debería replicarse en otras poblaciones", escribió el equipo.

"Si se confirman, los resultados tendrían consecuencias importantes para las mujeres que buscan un embarazo, ya que la exposición a los PBDE es casi universal en Estados Unidos y en muchos otros países", agregaron los autores.

FUENTE: Environmental Health Perspectives, online 26 de enero del 2010.