Lunes, 8 de Febrero de 2010

La nieve sigue afectando a la vida diaria en el este de EEUU

Reuters ·08/02/2010 - 09:18h

Los organismos federales de Estados Unidos seguirán cerrados el lunes y la mayoría de los colegios planean suspender las clases, en medio de una tormenta que ha dejado medio metro de nieve en la Costa Este.

Mientras las calles eran limpiadas de nieve, los meteorólogos anunciaron la llegada de otra tormenta para el martes, que traerá consigo hasta 35 centímetros de nieve en la región de la costa atlántica, que se extiende entre Washington y Nueva York.

La peor tormenta que azota el área de Washington en décadas obligó a cerrar los tres mayores aeropuertos de la zona durante gran parte del domingo. Los servicios de autobuses quedaron suspendidos y los trenes urbanos de la región sólo funcionaron en las zonas subterráneas.

La Oficina de Administración de Personal Federal dijo el domingo que las agencias federales en el área de Washington permanecerían cerradas el lunes. Sólo los empleados de los servicios de emergencia debían acudir a su puesto de trabajo, informó una grabación telefónica del organismo.

Más de 100.000 viviendas quedaron sin energía en el área de Washington, según la televisión local, después de que la nieve provocara la caída de árboles y líneas de alta tensión.

La compañía de electricidad Pepco dijo que 64.000 clientes estaban sin energía, y la eléctrica Dominion informó de que otras 29.000 viviendas estaban sin servicio.

El aeropuerto internacional de Baltimore-Washington reabrió su pista a las 17:00 hora local, pero se esperaba que la actividad de vuelos comerciales fuera limitada, según informó la estación aérea en su sitio web.

El aeropuerto internacional de Dulles, en Washington, indicó que estaba abierto a operaciones limitadas, pero el aeródromo nacional Reagan, también de Washington, informó de que no tenía previsto abrir hasta la mañana del lunes.

Muchas escuelas anunciaron que suspenderían las clases hasta el martes y las autoridades advirtieron a la población que se mantenga apartada de los caminos, que a duras penas son transitables.

Nevadas de entre 51 y 99 centímetros cayeron desde Virginia occidental hasta el sur de Nueva Jersey hasta la tarde del sábado, cuando la caída de nieve se detuvo después de más de 24 horas.

El sol invernal iluminó la capital del país, donde los transeúntes superaron a los automóviles en las calles desiertas y en su mayoría llenas de nieve. Hasta 81 centímetros de nieve cayeron en los suburbios de Washington, en la mayor nevada que afecta a la ciudad en décadas.