Martes, 18 de Diciembre de 2007

La UE rechaza una nueva oferta que mejora poco la pesca en España y mantiene la veda de la anchoa

EFE ·18/12/2007 - 12:26h

EFE - Un pescadero elige una merluza en su puesto de un mercado madrileño.

Los países de la UE, como España, han rechazado la nueva oferta presentada por la Comisión Europea (CE) para las cuotas de pesca de 2008, en la que confirma su proyecto de seguir la veda de la anchoa, reducir los días para la pescar merluza cantábrica y apenas mejora las capturas españolas.

Los ministros de Agricultura y Pesca de la UE han empezado hoy a negociar los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y las cuotas para 2008, sobre la base de una nueva propuesta remitida por la CE y por la presidencia de turno de la UE, que no basta para países como España, Italia o Francia o escandinavos, según fuentes comunitarias.

En el Consejo, los países "han repetido sus posiciones" y defienden que es necesario "depurar" dicho documento y efectuar ajustes técnicos para que haya un acuerdo, según las fuentes.

Por este motivo, la presidencia y comisario europeo de Pesca, Joe Borg, van a comenzar reuniones bilaterales con cada uno de los países, en paralelo a la negociación de la reforma del sector del vino, que en este Consejo está teniendo más protagonismo político.

La nueva propuesta mantiene la actual prohibición de pescar anchoa en el golfo de Vizcaya, al menos durante el primer semestre y en espera de un plan que prepara la CE, con el fin de gestionar ese recurso de otra forma y poner fin a las peleas entre los sectores de España y Francia.

Este año, parece haber menos tensión política en ese caso, pues la ministra de Pesca, Elena Espinosa, ha apoyado la continuidad de la veda, mientras que el titular francés, Michel Barnier, ha declarado que aceptaría mantenerla "hasta el 1 de julio".

Sin embargo, el nuevo texto de compromiso mantiene la intención de Bruselas de reducir un 10% los días que pasan en el mar los barcos dedicados a la captura de merluza y cigala en aguas del Cantábrico (entre 100 y 120 navíos), con lo que pasarían de los 216 actuales a 194.

España solicita que no haya reducciones y que continúe el "statu quo" en el tiempo que pueden pasar en el mar tales pescadores.

La merluza es la especie comercial más importante para la flota española; en el caso de aguas ibéricas, Bruselas propone ese recorte de días en el mar en contrapartida por un incremento del 10% del TAC.

En la merluza del norte, pescada por la flota de altura en caladeros del norte (golfo de Vizcaya, aguas de Irlanda o Escocia y el Gran Sol), Bruselas propone una subida del TAC del 3%.

En otros recursos, Bruselas ha suavizado levemente sus recortes: el texto conocido hoy baja del 15% al 10% el recorte del TAC de anchoa en el golfo de Cádiz; España pedirá mantener las capturas de 2007 para ese recurso.

En rape en aguas ibéricas, la nueva oferta de la CE suaviza la reducción del 25% inicial al 20%.

La ministra española reclamará mejores cuotas tanto en el rape como en el gallo y suavizar también el recorte de la cigala ibérica (-15%).

En los caladeros del norte, Bruselas propone recortes de cuotas del 15% en el gallo y del 8% en el rape.

Los países escandinavos también reclaman mejoras y solamente Alemania ha apoyado explícitamente el "enfoque" de la CE para conservar los recursos, que durante el debate subrayó el comisario europeo de Pesca.