Lunes, 8 de Febrero de 2010

El PSOE denuncia que el PP esconde su programa

Rubalcaba: "Rajoy sabe lo que quiere pero no quiere que se sepa"

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·08/02/2010 - 00:01h

Rubalcaba, ayer, durante el acto Andalucía sostenible. Sí, quiero en Sevilla. - EFE

El Gobierno cerró ayer su semana negra cediendo la palabra en su turno de defensa a Alfredo Pérez Rubalcaba. Pese a que el discurso sobre economía es casi una rareza en el repertorio del ministro del Interior, ayer le tocó encabezar la reivindicación de la gestión del Ejecutivo. Y también el ataque a la oposición. "Dicen que [Mariano Rajoy] no sabe lo que quiere, pero yo creo que un ex vicepresidente del Gobierno algo sabe de lo que quiere. Él sabe lo que haría, pero lo último que le interesa es que se sepa, no vaya a ser que si lo dice no llegue" a la Moncloa, afirmó.

Rubalcaba participó en Sevilla en un acto que le permitió hilvanar un discurso más mitinero que institucional. El ministro, cuya presencia en un acto sobre medidas económicas del PSOE andaluz se justificaba oficialmente por su condición de diputado por Cádiz, aprovechó la coincidencia con el mitin de Atarfe para reclamar directamente a Rajoy que aclare sus planes y deje de "poner zancadillas" y "azuzar el descontento de los parados".

"Queremos buscar el consenso en la reforma laboral, y le pido que se sume", dijo. Pero advirtió: "Nosotros nunca hemos perdido la brújula. Somos socialistas y reformistas. Unas veces hemos reformado acompañados. Otras, solos. Ahí están la extensión de la educación, la universalización de la sanidad. Si tenemos consenso, miel sobre hojuelas. Si no, lo haremos solos".

Calculado optimismo

Rubalcaba, que culpó de la crisis a la excesiva desregulación y a la "codicia de unos pocos", también dejó caer un mensaje de relativo optimismo. España, dijo, está llegando "al final de la recesión", por lo que es "muy probable que en los próximos trimestres se alumbren datos económicos positivos". No obstante, admitió que el paro seguirá en alza.

El anfitrión del acto, celebrado bajo el eslogan Andalucía sostenible. Sí, quiero, fue el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que admitió que "quizás se haya explicado mal" la posición del Gobierno sobre la reforma de las pensiones. "La intención es preservarlas y garantizarlas", dijo. Griñán, que insistió en la necesidad de garantizar la "cohesión interna del partido", alertó contra "la resignación que quiere meter la derecha".

El PSOE, repitió, debe contrarrestar la estrategia de desgaste del PP apelando a su unidad. "Por favor, conservemos la cohesión, y más en público", añadió Griñán, que en poco más de un mes afronta el congreso en el que se convertirá en nuevo secretario general del PSOE de Andalucía, en sustitución de Manuel Chaves.

En la misma línea de tímida autocrítica sobre la gestión del Gobierno se situó ayer precisamente Chaves. "Hay que reconocer, y seguramente algo de responsabilidad tendremos, que se ha creado confusión" en relación con la postura del Gobierno sobre el sistema de pensiones, señaló a Europa Press el vicepresidente tercero.

"Es una propuesta para defender una de las conquistas más importantes de la ciudadanía: el sistema de pensiones público", añadió Chaves, que expresó su confianza en que CCOO "reconsidere" su posición acerca de las movilizaciones que ha anunciado. El vicepresidente agregó que sería "muy difícil sacar adelante una propuesta sobre pensiones sin el consenso del Pacto de Toledo".

"No ha sido la mejor semana"

Por su parte, el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, admitió que esta "no ha sido la mejor semana del Gobierno", por lo que restó importancia a las encuestas "coyunturales" que apuntan a una cada vez mayor distancia del PP. Rajoy "no despega" en las encuestas, dijo Alonso, porque "no ha colaborado hasta ahora en la lucha contra la crisis".

"Un partido que quiere ser alternativa lo primero que debe hacer es poner sobre la mesa sus propuestas, y ellos no lo están haciendo", añadió en Onda Cero.

Noticias Relacionadas