Domingo, 7 de Febrero de 2010

Marina Heredia viaja a EEUU para apoyar la música como diálogo entre culturas

EFE ·07/02/2010 - 11:02h

EFE - La cantaora Marina Heredia. EFE/Archivo

La cantaora Marina Heredia, que participará en el Flamenco Festival 2010 en los Estados Unidos, con un concierto en Nueva York el día 20 de febrero y otro en Washington el 21, defiende la música como "un buen diálogo" entre culturas.

La artista, que actuará junto a la Orquesta Chekara Andalusí de Tetuán, ha afirmado en declaraciones a Efe que la música es "un buen comienzo para poder hablar" y aunque no solucione los problemas, "por lo menos ayuda", ya que es "un ambiente donde no es distinguen razas, ni colores, ni ese tipo de cosas".

Heredia ha señalado que existen "muchas similitudes" entre el flamenco y la música andalusí, porque "han convivido mucho tiempo juntas y una bebe de la otra".

Así explica el hecho de que en el flamenco se encuentren muchos sonidos árabes, por ejemplo "en el cante y en las formas de quejarse".

Respecto al Flamenco Festival, que se celebra estos días en Boston, Washington, Nueva York, Miami y Chicago, y participan los bailaores Manuel Liñan, los hermanos Pastora Galván e Israel, Belen López, Rocio Molina y los cantaores Maria Heredia, Eva Yerbabuena, Maria Pagés, además del grupo madrileño Manteca de Macao, ha comentado que se trata de "un circuito que es bastante importante dentro de la agenda de los flamencos".

Este festival ayuda a "abrir puertas y nuevos caminos en el extranjero", algo que a su juicio, "siempre viene bien" para dar a conocer este género musical.

La acogida del público en Estados Unidos es "muy buena", según la cantaora, que ha asegurado que "el éxito es tremendo, las butacas se llenan y la gente sale encantada".

No obstante, Heredia ha recordado que fuera de España, el "país aficionado al flamenco por excelencia" es Japón, donde de manera "más especial" se acoge este género.

La cantaora ha considerado que el flamenco "está en uno de sus mejores momentos, tanto profesionalmente como en cuanto al reconocimiento que recibe" y ha defendido que es "una de las músicas más bonitas del mundo, más completas y más vivas".

Además, ha añadido que el flamenco "se entiende muy bien" con otras disciplinas y ha contado que sus experiencias con la poesía o el baile "han sido muy gratificantes y muy enriquecedoras".