Martes, 18 de Diciembre de 2007

Abás prevé "dificultades" en proceso de paz si Israel mantiene asentamientos

EFE ·18/12/2007 - 08:13h

EFE - Palestinos cargan el cadavér de un militante de la Jihad Islámica a su salida de la morgue del hospital de Shifa hoy.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, advirtió hoy de las "dificultades" con las que chocará el proceso de paz en un "futuro próximo", si Israel no pone fin a la "colonización" de los territorios palestinos.

Si la "postura oficial" del Gobierno israelí es mantener y expandir los asentamientos, entonces las negociaciones bilaterales toparán "con dificultades en un futuro próximo", declaró Abás en una rueda de prensa en París.

Reclamó igualmente una "solución" a los israelíes sobre el futuro de los prisioneros palestinos, la división de Jerusalén y el trazado de las fronteras, con el fin de encauzar la vía hacia la paz y la creación de un Estado palestino.

Abás se mostró, sin embargo, optimista sobre el proceso de paz, relanzado el mes pasado en la reunión de Annapolis (Estados Unidos) y avalado por la Conferencia de Donantes celebrada ayer en París, donde la comunidad internacional prometió una ayuda de 7.400 millones de dólares a la ANP y mostró su apoyo al futuro Estado palestino.

La cita de París fue "un éxito político y económico para la causa palestina" y una muestra del "verdadero respaldo" de la comunidad internacional a la creación de un Estado, aseguró el presidente de la ANP.

Agradeció las "contribuciones generosas" de los países, que estarán dirigidas a "levantar la economía palestina", al tiempo que explicó que las autoridades palestinas no quieren "mendigar" y esperan ser autosuficientes en el futuro.

Abás alertó sin embargo contra las condiciones a la ayuda de países como el Reino Unido, que piden previamente el levantamiento de los puestos de control israelíes en Cisjordania, al estimar que se trataría de un "doble castigo".

"Las ayudas no pueden estar sujetas" a las decisiones de Israel. "Si no se trataría de un doble castigo: primero nos matan y después nos privan de las ayudas", estimó el líder palestino.

Interrogado sobre la propuesta presentada ayer en la Conferencia por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de desplegar en el futuro una fuerza internacional en los territorios para apoyar a las fuerzas de seguridad palestinas, Abás se mostró "muy favorable".