Sábado, 6 de Febrero de 2010

Lección de Pep a Míchel

A diferencia del Getafe, incapaz de sacar ventaja de su superioridad numérica, el Barça juega y gana con brillantez

ENRIQUE MARÍN ·06/02/2010 - 22:43h

Con el ¡que se besen, que se besen! como banda sonora, Guardiola y Míchel se deshicieron en halagos la víspera de medirse en el Camp Nou. Diplomacia o realidad, el caso es que el intercambio de flores sonó más sincero en el caso del técnico del Getafe: será porque también tiene más motivos. Que si el Barça gana y se manifiesta con carácter y humildad. Que si Guardiola gana y se muestra con naturalidad, conocimiento y dominio.

Míchel, que ya como futbolista del Madrid fue incapaz de ganar en el Camp Nou en las once veces que lo intentó, tuvo la oportunidad de resarcirse desde su condición de entrenador. Sin embargo, su Getafe volvió a quedar retratado pese jugar en superioridad. Circunstancia que, además, acabó resultando contraproducente para su incipiente prestigio, pues Guardiola le dio una lección táctica de cómo jugar con uno menos sin que se note.

En las comparaciones con Pep Míchel no gana, pero saca beneficio. Ángel Torres, uno de los pocos presidentes que sabe de fútbol, cree que el Getafe es un equipo similar al Barça. Lo es en intenciones, que no es poco, pero evidentemente no en prestaciones. Al fútbol se juega con un balón y si quitárselo al Barça es complicado, aún lo es mantener su posesión y hacerle daño con él. El Getafe salió a disputar la posesión, aunque con más intención que decisión. Míchel varió su sistema habitual para alinear dos líneas de cuatro y jugar con dos puntas. Guardiola, que al final no pudo contar con Alves, colocó a Iniesta

Messi abrió la lata muy pronto con una rosca que sorprendió a Codina, pero la expulsión de Piqué por una alocada disputa, más que entrada, con Rafa cambió el decorado del partido. Lo más probable es que Teixeira se dejara llevar por lo aparatoso de una acción en la que el propio Piqué se pudo haber hecho mucho daño, pues fue de lado y no de frente, como en un principio pudo parecer. El caso es que, justa o injusta, que la expulsión del central dejó al Barça en inferioridad numérica con más de una hora de partido por delante. Este año el Getafe ya ha demostrado en varias ocasiones lo mal que se le da jugar en superioridad, algo que esta temporada ha tenido a favor hasta el 14 ocasiones.

Sin estridencias, el Getafe ganaba posesión y rivalizaba en jerarquía. Sus llegadas eran tímidas, pero cada vez más frecuentes. Tal vez por ello, y en contra de lo que acostumbra, Guardiola decidió un cambio que sonó a defensivo. Busquets entró por Ibrahimovic, que ya suma seis partidos consecutivos sin mojar, algo que tampoco resulta preocupante mientras su equipo gane. Míchel, mimetizado por su referente, también movió ficha y dio entrada a Manu del Moral por Mané. En este caso el cambio era netamente ofensivo.

El Getafe se encontraba cómodo con el balón, pero sufría en cuanto lo perdía porque el Barça, ligeramente agazapado, elaborada rápido. Messi, con sus regates, y Xavi e Iniesta, con su criterio para mover el balón, neutralizaban la superioridad numérica y las variaciones tácticas de Guardiola dejaban una y otra vez en evidencia las valdías pretensiones de Míchel. Keita erró una sensancional jugada trenzada por Messi, Iniesta y Xavi, el triángulo de las Bermudas en el que se perdió el Getafe, pero al rato Xavi no falló.

Guardiola, dispuesto a evadirse de cualquier polémica que no tenga que ver con el juego, lo único que le importa, dio ayer otra lección magistral de cómo mover a su equipo ante las adversidades. Ya lo dijo Míchel, el Barça gana, pero no irrita. Será porque se lo merece y nadie le regala nada.

FICHA TÉCNICA

Barcelona (2): Valdés; Maxwell, Piqué, Milito, Abidal; Xavi, Touré (Márquez, m. 58), Keita; Messi, Ibrahimovic (Sergio Busquets, m. 52) e Iniesta (Pedro, m. 90).

Getafe (1): Codina; Cortés, Cata Díaz, Rafa, Mané (Manu del Moral, m. 56); Pedro Ríos, Parejo (Casquero, m. 64), Boateng, Albín; Soldado y Miku (Kepa, m. 77).

Goles: 1-0. M. 6. Messi, desde fuera del área y con rosca, marca de tiro ajustado al poste derecho de Codina. 2-0. M. 66. Xavi, a pase de Messi, rubrica una contra bien iniciada por Márquez. 1-2. M. 90+3. Soldado, de penalti.

Árbitro: Teixeira. Expulsó con roja directa a Piqué (m. 24) por una alocada y aparatosa disputa con Rafa y a Márquez (m. 90+1) por agarrar a Kepa dentro del área. Mostró tarjeta amarilla a Mané, Maxwell, Xavi, Boateng, Casquero y Sergio Busquets.

Camp Nou: 74.859 espectadores.

Noticias Relacionadas