Sábado, 6 de Febrero de 2010

Moratinos llama a no olvidar el flanco sur de Europa

El ministro ha recordado en la Conferencia de Seguridad de Múnich que Al Qaeda no actúa solo en Afganistán, Pakistán o Yemen

EFE ·06/02/2010 - 16:46h

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, hizo hoy un llamamiento a no olvidar en materia de seguridad y defensa el flanco sur del continente europeo.

"No debemos perder de vista esa región", ni olvidar el continente africano, pese a la existencia de otros temas relevantes como la proliferación nuclear, el terrorismo o la preocupación por el suministro de recursos, dijo Moratinos en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El jefe de la diplomacia española recordó en ese sentido que Al Qaeda no actúa solo en Afganistán, Pakistán o el Yemen, sino que su presencia es cada vez mas preocupante en los países del norte de África, continente "al que no hemos prestado atención suficiente".

Tras comentar su preocupación por los constantes secuestros de ciudadanos europeos en países como Mali, Moratinos reiteró que los problemas de la seguridad europea no se limitan al este del continente o a países mas alejados como Afganistán.

Asimismo hizo referencia al conflicto de  Oriente Medio, sobre el que lamentó "la falta de progresos" para resolver el contencioso entre Israel y los palestinos.

El conflicto entre Israel y el pueblo palestino "va a figurar en nuestra agenda"

El conflicto entre Israel y el pueblo palestino "va a figurar en la cabeza de nuestra agenda", afirmó el titular de Exteriores de España, país que ostenta la Presidencia de turno de la Unión Europea.

"Necesitamos una Unión Europea mas fuerte", señaló el jefe de la diplomacia española, quien comentó que el Tratado de Lisboa que acaba de entrar en vigor "nos permitirá hablar con una sola voz y tener una política exterior unificada". Tras elogiar el trabajo del también español Javier Solana, recién retirado como jefe virtual de la diplomacia europea, Moratinos señaló que la UE debe esforzarse por tener una agenda transatlántica "más decidida".