Sábado, 6 de Febrero de 2010

Una potente tormenta cubre de blanco la costa este de EEUU

Reuters ·06/02/2010 - 11:26h

Una feroz tormenta golpeaba el sábado la costa este de Estados Unidos, llevando grandes cantidades de nieve a la zona y provocando una detención casi total de los viajes.

Los meteorólogos pronosticaron entre 51 y 76 centímetros de nieve caída desde Virginia al sur de Nueva Jersey para el sábado por la noche, cuando se espera que la tormenta se dirija al océano.

Alrededor de 25 centímetros de nieve habían caído para las 01.00 hora del este (0600 GMT) en Washington D.C.. Pronósticos locales indicaron que el frente de mal tiempo podría causar la nevada más intensa registrada en 90 años en el área de Washington.

Fuertes vientos provocaron condiciones de ventisca, especialmente a lo largo de la costa central del Atlántico, con ráfagas de hasta 64 kilómetros por hora.

La mayoría de los vuelos fueron cancelados el sábado en los tres principales terminales aéreos de la zona Washington-Baltimore y en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

Conducir por la región era peligroso y las autoridades aconsejaron a los residentes permanecer fuera de las carreteras.

El servicio de trenes de Washington operará el sábado sólo con el sistema subterráneo y los viajes en autobús fueron cancelados.

Amtrak suspendió los viajes de una serie de trenes que operaban el sábado entre Nueva York y Washington, y también entre la capital federal y algunos destinos en el sur.

Miles de viviendas quedaron sin energía eléctrica en el área de Washington, debido a que la humedad y las grandes cantidades de nieve derribaron árboles y cables de electricidad.

La noticia de la tormenta llevó al cierre de escuelas y generó largas filas en los supermercados, mientras los residentes se abastecían de alimentos y otros productos de cara al tradicional fin de semana de la Superbowl.