Viernes, 5 de Febrero de 2010

El reemplazo hormonal reduciría el riesgo de cáncer de colon

Reuters ·05/02/2010 - 20:16h

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) tiene riesgos graves para la salud, pero un nuevo estudio suma evidencias de que las mujeres menopáusicas que la utilizan tendrían menor riesgo de desarrollar cáncer de colon.

El estudio, sobre casi 57.000 maestras en California, reveló que las usuarias de la TRH al inicio eran un 36 por ciento menos propensas a desarrollar cáncer de colon en los siguientes 10 años que las que nunca habían utilizado la terapia.

De las 34.433 usuarias, a 193 se les diagnosticó el cáncer durante el estudio, a diferencia de los 151 casos registrados en el grupo de 13.778 mujeres que nunca habían usado la TRH.

Ya sea con estrógeno solamente o en combinación con progestina, la TRH estuvo asociada con una reducción del riesgo de desarrollar cáncer de colon aun tras considerar la edad, el peso, el nivel de actividad física y la etnia de las participantes.

Tener más edad y ser afroamericana son factores de riesgo del cáncer de colon y existen evidencias de la relación entre la obesidad y el sedentarismo.

Los resultados, publicados en American Journal of Epidemiology, respaldan la teoría de que el estrógeno protege del cáncer de colon.

Estudios previos ya habían asociado la TRH y los anticonceptivos con un menor riesgo de cáncer de colon. Y ensayos en laboratorio demostraron que el estrógeno inhibiría el desarrollo tumoral en el colon al afectar el crecimiento celular o al bajar los niveles de la hormona IGF-1.

De todos modos, nadie recomienda que las mujeres usen la TRH para protegerse del cáncer de colon.

Millones de mujeres abandonaron las hormonas luego de que un gran estudio federal en el 2002 registrara un aumento del riesgo de infarto, accidente cerebrovascular, cáncer de mama y formación de coágulos sanguíneos en las participantes tratadas con TRH, en comparación con las que tomaron un placebo.

Ahora, los expertos aconsejan que, aunque la TRH alivia los síntomas menopáusicos (sofocos y sequedad vaginal), las mujeres deben tomar las dosis más bajas y por el menor tiempo posible.

El nuevo estudio no modifica ese consejo, pero marca la necesidad de estudiar mejor los efectos de la TRH en ciertos órganos, escribió el equipo de la doctora Katherine DeLellis Henderson, del Centro Médico Nacional City of Hope, en Duarte, California.

Los resultados surgen del estudio de 56.864 mujeres menopáusicas que participaron en California Teachers Study, un trabajo que comenzó en 1995. La mayoría había salido de la menopausia al inicio del estudio y el 61 por ciento usaba TRH.

En la siguiente década, a 442 mujeres se les diagnosticó cáncer de colon.

A las usuarias de TRH al inicio del estudio se les detectó un menor riesgo de desarrollar la enfermedad, no así a las ex usuarias.

El equipo halló también que el beneficio de la TRH era más fuerte en las que habían tenido un familiar de primer grado con el cáncer. En esas mujeres, la TRH estuvo asociada con un 55 por ciento menos riesgo de desarrollar la enfermedad que en las mujeres que no la usaban.

Aún se desconoce el impacto de ese hallazgo.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 11 de enero del 2010.