Sábado, 6 de Febrero de 2010

El balcón espacial europeo entra en órbita

El 'Endeavour' llevará mañana a la Estación Espacial una cúpula acristalada

 

NUÑO DOMÍNGUEZ ·06/02/2010 - 08:00h

ESA - Ilustración de la Cúpula que será anclada a la ISS.

Si el tiempo lo permite, en unos días los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) podrán observar el espacio como nunca lo han hecho. Será desde la Cúpula, un mirador espacial construido en Europa cuyas siete ventanas les permitirán ver todo a su alrededor. Desde aquí podrán también manejar un brazo robótico para realizar maniobras en el exterior.

Está previsto que el ingenio salga mañana desde Cabo Cañaveral (Florida) a las 10.39 hora española. Va a bordo del transbordador Endeavour, que también lleva el Nodo 3, otro módulo europeo. Las dos ampliaciones dejarán la ISS casi completa y permitirán que sus seis habitantes tengan más espacio y nuevos sistemas para renovar el aire, depurar el agua y la orina. Se trata de algo urgente desde el mes pasado, cuando el retrete espacial se atascó por tapones de calcio posiblemente debidos a la pérdida ósea de los astronautas.

La misión durará 13 días y es la última que requerirá trabajo pesado. Dos de los tripulantes del Endeavour colocarán el Nodo 3 y la Cúpula durante tres caminatas espaciales de unas seis horas cada una. Las otras cuatro misiones restantes añadirán equipos menores para completar el 10% final.

La ISS, un proyecto de EEUU, Europa, Japón, Rusia y Canadá, se ha convertido en la niña mimada de la NASA desde que la agencia anunció su nuevo rumbo, el pasado lunes. Con la cancelación de los viajes a la Luna y a Marte y un nuevo énfasis en la investigación básica, la estación será el único destino de los astronautas en los próximos años. La decisión, tomada por Obama, ha ampliado la vida de este laboratorio espacial hasta 2020, algo que Europa venía pidiendo desde hace tiempo.

"Los americanos nos han hecho caso", celebra Javier Ventura-Traveset, portavoz de la Agencia Espacial Europea (ESA). "La ampliación le dará un nuevo empuje a la ciencia que se hace en la ISS", añade.

El cambio de rumbo de la NASA parece haber sentado bien entre la industria aerospacial europea. "La decisiónde la NASA es buena para nosotros", señala Luigi Quaglino, jefe de Infraestructuras y Transporte de Thales Alenia Space, la empresa franco-italiana que ha construido el Nodo 3 y la Cúpula. "Constellation [la misión lunar de la NASA] era un proyecto americano, sin cooperación", destaca. "Ahora se abre una nueva etapa de colaboración que trae muchas más posibilidades para Europa", señala.

Seis meses de shuttle

Si el lanzamiento de mañana tiene éxito, al shuttle le quedarán seis meses para su jubilación. Después habrá que utilizar durante varios años las naves Soyuz rusas, que serán las únicas capaces de llevar astronautas a la ISS. La NASA quiere cubrir el vacío cuanto antes incentivando el desarrollo de vehículos privados, probablemente estadounidenses. "Europa no tiene intención de hacer una nave tripulada por ahora", asegura Ventura-Traveset.

Con el reloj de cuenta atrás del lanzamiento en marcha, el pronóstico de la NASA al cierre de esta edición era de un 80% de posibilidades de éxito. El Endeavour tendrá una ventana temporal de diez minutos para despegar. El viento es el único que podría causar un retraso, señaló ayer la agencia.