Martes, 18 de Diciembre de 2007

Detienen en Italia y Alemania a cuatro presuntos miembros de la 'Ndrangheta

EFE ·18/12/2007 - 14:14h

EFE - El capo mafioso Michele Catalano (c), escoltado por dos carabineros, en el momento de su arresto en su villa de Palermo (Italia) el pasado 30 de noviembre. Cuatro presuntos miembros de la 'Ndrangheta, la mafia de Calabria, fueron detenidos hoy en Alemania e Italia.

Cuatro presuntos miembros de la 'Ndrangheta, la mafia de Calabria, fueron detenidos hoy en Alemania e Italia en el marco de la investigación sobre el "ajuste de cuentas" entre clanes rivales de dicha organización criminal el pasado agosto en Duisburgo (oeste de Alemania) que causó seis muertos.

La policía anunció que por el momento ha escapado al arresto pero se sigue buscando a Giovanni Strangio, de 29 años, considerado el autor material de la masacre de los seis presuntos miembros de un clan rival delante de la puerta de la pizzería "Da Bruno", en Duisburgo, que gestionaban.

Fuentes policiales explicaron que Antonio Richichi, de 21 años, y Luca Liotino, de 35, fueron arrestados por las fuerzas del orden alemanas en la localidad de Kaarst, a pocos kilómetros de Duisburgo.

Domenico Nirta, de 24 años, y Domenico Pizzata, fueron detenidos en el pueblo calabrés de San Luca (sur de Italia), de donde son originarias las dos familias de la 'Ndrangheta que desde hace años protagonizan una sangrienta guerra intestina.

"Con estos arrestos entra en su fase más aguda la ofensiva contra la 'Ndrangheta y llegarán más resultados", explicó hoy el ministro italiano del Interior, Giuliano Amato, durante una rueda de prensa para informar sobre la operación.

Respecto a Strangio, sobre quien pesa una orden de captura internacional emitida por las autoridades alemanas, Amato aseguró: "no se nos va a escapar".

El ministro señaló que "es la primera vez que dos policías europeas (italiana y alemana) colaboran con tanta eficacia en una operación de gran importancia como esta, contra los responsables de la masacre de Duisburgo".

Según los investigadores, los detenidos pertenecen al clan de los Nirta-Strangio y están acusados de asociación criminal, tráfico de armas y homicidios, pero no estarían directamente implicados en los asesinatos de Duisburgo del pasado 15 de agosto.

Los asesinatos de Duisburgo son el último acto de la guerra mafiosa entre las "familias" Nirta-Strangio y Pelle-Vottari, de San Luca, que comenzó con un banal lanzamiento de huevos, derivó en una pelea callejera y terminó con dos muertos.

Tras ese episodio de 1991, las venganzas entre las dos "familias" se han repetido durante años, causando decenas de muertos.

La última víctima había sido Maria Strangio, mujer de Giovanni Nirta, presunto jefe de uno de esos clanes, asesinada en diciembre del año pasado, lo que desencadenó la "venganza" de Duisburgo, según los investigadores.