Viernes, 5 de Febrero de 2010

Ban Ki-moon duda de las pesquisas sobre la guerra de Gaza

Reuters ·05/02/2010 - 08:58h

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó el jueves sus dudas sobre la credibilidad de las investigaciones de israelíes y palestinos por las acusaciones de crímenes de guerra durante la guerra en la Franja de Gaza entre 2008 y 2009.

En un mensaje cuidadosamente redactado a la Asamblea General de la ONU, Ban reconoció que Israel y la Autoridad Palestina estaban estudiando el comportamiento de soldados israelíes y milicianos palestinos, respectivamente, tal y como exige la resolución aprobada en noviembre por la asamblea de 192 países.

Pero Ban no reveló si cree que las investigaciones son "independientes, creíbles y de conformidad con las normas internacionales".

"No se pueden tomar determinaciones sobre la aplicación de la resolución por las partes involucradas", dijo Ban en la carta que acompañó los documentos que le entregaron Israel y la Autoridad Palestina sobre sus investigaciones.

Un diplomático occidental de alto rango describió la carta de Ban como "inexpresiva y protocolar". No estuvo claro de inmediato qué haría la Asamblea General en respuesta, si hace algo.

Más de 1.400 palestinos y 13 israelíes murieron después de que Israel lanzara la operación "Plomo fundido" contra Gaza para intentar poner fin al lanzamiento de cohetes contra sus ciudades. Los críticos afirman que Israel usó fuerza excesiva y poder de fuego indiscriminado, pero Israel culpa a los milicianos de utilizar a los civiles de escudos humanos.

La Resolución de Asamblea General fue una respuesta a un informe emitido en septiembre pasado por un comité de investigación de Naciones Unidas encabezado por el jurista sudafricano Richard Goldstone.

El llamado informe Goldstone dice que el Ejército israelí y los milicianos palestinos cometieron crímenes de guerra durante el conflicto bélico que tuvo lugar desde finales de diciembre de 2008 a mediados de enero de 2009, pero se centró más en Israel.

También dijo que si Israel y los palestinos no realizaban investigaciones creíbles, el tema debería ser enviado al Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Tanto el Estado judío como el grupo islamista Hamás, que controla la Franja de Gaza, han rechazado la insinuación de que sean culpables de crímenes de guerra.