Viernes, 5 de Febrero de 2010

Irlanda del Norte recupera las competencias en Justicia e Interior

El acuerdo, hecho oficial desde Londres, pone punto y final a una disputa que podría haber acabado con el Gobierno

AGENCIAS ·05/02/2010 - 08:17h

Después de una etapa de desavenencias y tensiones, Irlanda recupera sus competencias en seguridad. AFP

Los dos principales partidos de Irlanda del Norte alcanzaron ayer un acuerdo que supondrá la devolución de las competencias en seguridad y justicia de Londres a Belfast y pone fin a un largo contencioso que amenazaba con derribar el gobierno compartido entre católicos y protestantes.

Irlanda del Norte tendrá su primer ministro de Justicia, uno de los pasos más importantes para consolidar el proceso de paz iniciado por los Acuerdos del Viernes Santo en 1998, que acabaron con la mayor parte de la violencia en la provincia.

Esta mañana, el primer ministro británico, Gordon Brown, hizo oficial la noticia. "Cerramos el último capítulo de una larga y problemática historia", manifestó Brown en una conferencia de prensa junto al primer ministro irlandés, Brian Cowen, y los líderes unionistas y republicanos norirlandeses en la sede de la Asamblea del Ulster.

Si no se hubiera alcanzado un acuerdo se habría producido un aumento de la violencia y con gran probabilidad habría supuesto la convocatoria de elecciones anticipadas por la disolución del gobierno entre los católicos del Sinn Fein y los protestantes del Partido Democrático Unionista (DUP, por sus siglas en inglés).

"Creo que la Asamblea y las instituciones políticas pueden proceder ahora sobre la base de la igualdad, la justicia y la cooperación", dijo en un comunicado el presidente de Sinn Fein, Gerry Adams.

Madurez política

Brown añadió que el acuerdo representa "un nuevo comienzo para derribar los muros divisorios que aún quedan en pie, no sólo en la política sino en nuestros corazones", y ofrece "la respuesta final para los que quieren violencia" en el Ulster.

"Tenemos que avanzar con un espíritu de amistad y de cooperación, desde el reconocimiento de que somos seres humanos"

"Lo que hemos hecho será aplaudido por cualquier persona decente que vive en nuestra sociedad, que quiera que avancemos", declaró el líder unionista, quien afirmó que el acuerdo va más allá de las competencias de Interior y Justicia y abre "un proceso para asumir de manera compartida todas las responsabilidades ejecutivas".

En palabras del líder del Sinn Fein Martin McGuinness, lo logrado hoy es una muestra "de nuestra clara decisión de avanzar, de la madurez política que hemos alcanzado para afrontar problemas difícies", como el de las marchas protestantes. "Tenemos que avanzar con un espíritu de amistad y de cooperación, desde el reconocimiento de que somos seres humanos".

Negociación complicada

Las negociaciones entre los dos partidos, antiguos enemigos mortales, se vieron atascadas por el desacuerdo sobre una fecha para la devolución de competencias y la cuestión de una comisión que supervise las manifestaciones de verano, una polémica tradición en su mayor parte de los protestantes.

Robinson recuperó el viernes el cargo de primer ministro del Ulster, lo que le dio más fuerza para impulsar las negociaciones. Tuvo que dejarlo por una investigación que implicaba a su mujer.

Noticias Relacionadas