Viernes, 5 de Febrero de 2010

Corea del Norte anuncia que liberará al misionero estadounidense detenido

EFE ·05/02/2010 - 03:15h

EFE - El líder de Corea del Norte, Kim Jong-il. Corea del Norte anuncia que liberará al misionero estadounidense detenido. EFE/Archivo

El régimen norcoreano anunció hoy que pondrá en libertad al misionero estadounidense Robert Park, detenido el pasado 24 de diciembre tras entrar en Corea del Norte a través de la frontera con China.

Según la agencia estatal norcoreana KCNA, Pyongyang ha decidido "perdonar y liberar" al estadounidense, al tener en cuenta que admitió los hechos y su "sincero arrepentimiento".

Robert Park, de 28 años, un misionero y activista pro derechos humanos de origen coreano, había cruzado la frontera desde el lado chino con el objetivo de entregar una carta al líder norcoreano, Kim Jong-il, y pedirle el cierre de los campos de trabajo de su país, según medios surcoreanos.

La KCNA indicó que las autoridades de Corea del Norte detuvieron al ciudadano estadounidense por "entrar ilegalmente" en el país comunista, del que tenía una "noción equivocada", según la agencia norcoreana.

El anuncio de su liberación se produce mientras el régimen norcoreano aún mantiene detenido desde el 25 de enero a otro ciudadano de EEUU, cuya identidad no se ha dado a conocer, también por tratar de entrar "ilegalmente" en el país, según la agencia surcoreana Yonhap.

Park es miembro de uno de los grupos cristianos que han condenado la situación de los derechos humanos en Corea del Norte.

Días antes de cruzar la frontera, el misionero había dicho en Seúl que, en caso de que fuese detenido en Corea del Norte, no quería que el Gobierno estadounidense lo liberase.

Park fue el tercer ciudadano estadounidense arrestado el año pasado en Corea del Norte por entrada ilegal, después de que dos periodistas de la misma nacionalidad fueran detenidas en marzo en la frontera con China mientras grababan imágenes para un documental sobre el tráfico de mujeres refugiadas norcoreanas.

Las dos reporteras fueron liberadas en agosto gracias a la mediación del ex presidente Bill Clinton, aunque en un principio habían sido condenadas a doce años de trabajos forzados.