Viernes, 5 de Febrero de 2010

El presidente pide "una oleada de inversión" a la patronal norteamericana

Reclama confianza en la economía "innovadora" de España

G. L. A. ·05/02/2010 - 00:15h

Una pantalla muestra al presidente Zapatero en su intervención. - EFE

La reunión auspiciada por la Cámara de Comerciola patronal estadounidense fue el auténtico plato fuerte de la visita relámpago del presidente a Washington. Durante un almuerzo al que asistieron una treintena de empresarios con intereses en nuestro país, Zapatero los animó "a que inviertan en España, a que confíen en España y a que vean a nuestro Gobierno como el impulsor de la economía innovadora, europea y eficiente".

"El deseo de mi Gobierno es que haya una nueva oleada de inversión estadounidense", dijo el jefe del Ejecutivo en el país que ya constituye el principal inversor extranjero. Zapatero sostuvo que España tiene un porcentaje "razonable" de deuda en relación con el PIB y un "buen sistema financiero", pero también un tejido empresarial internacionalizado y un capital productivo renovado. Asimismo explicó que la crisis obliga a afrontar reformas estructurales, como la de las pensiones y el sistema laboral, y a "reponer las cuentas públicas" con un plan de ajuste como el aprobado.

Obama expresa su voluntad de "desarrollar las buenas relaciones"

Un saludo con Obama

Zapatero no tenía previsto en esta visita reunirse con Obama, por lo que su contacto directo se limitó a la bienvenida y a la despedida. A su llegada al salón del hotel donde se celebra el Desayuno de Oración, Obama saludó a Zapatero con un abrazo, en el que ambos acercaron sus mejillas e intercambiaron sendas palmetadas en el hombro. Luego, mientras abandonaban el salón, el presidente de EEUU manifestó al español su interés en "continuar desarrollando las buenas relaciones", según la Casa Blanca. El portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Mike Hammer, señaló a Efe que los dos países "comparten intereses comunes" y mencionó Afganistán, la lucha contra el terrorismo y el cambio climático.

La decisión del presidente estadounidense de cancelar la cumbre con la Unión Europea, prevista en Madrid para mayo, planeó sobre la visita. La cancelación no ha concitado la unanimidad en EEUU. Ayer, el columnista John Bruton escribía en The Washington Post: "Es un error para Obama. Es algo profundamente desafortunado". Zapatero tuvo ocasión de explicar su parecer al Consejo Editorial de este diario, ante el que se mostró comprensivo con la decisión.

Zapatero recuerda que España es el cuarto país con más bajas en Afganistán

Zapatero, que durante la celebración nacional ocupó asiento al lado de Michelle Obama que le preguntó por su hijas, fue presentado como el "presidente de un gran país y actual presidente de la Unión Europea", así como un promotor de "la convivencia entre todos los países". Obama, que pronunció el último discurso, se refirió a él como "mi querido amigo Zapatero".

"EEUU y Europa se necesitan"

La estancia concluyó con una conferencia ante un think tank especializado en seguridad, donde el consejero nacional de Seguridad, general James Jones, lo presentó como un "socio y amigo de EEUU".

La reunión con empresarios, plato fuerte de la visita

En este foro, Zapatero afirmó que "EEUU y Europa se necesitan", y garantizó la "lealtad y firmeza" de España en la lucha contra el terrorismo internacional", con el recuerdo de que, con 90 soldados, es el cuarto país que más bajas ha sufrido en Afganistán. Abogó por incorporar la idea de la seguridad trasatlántica a Latinoamérica y África atlántica, donde recordó la "capacidad privilegiada de interlocución" de España.