Viernes, 5 de Febrero de 2010

"La jubilación no es el final del inspector John Rebus"

Ian Rankin recoge el premio Pepe Carvalho en BCNegra y aclara el futuro de su popular personaje

LÍDIA PENELO ·05/02/2010 - 08:30h

El escocés Ian Rankin no puede imaginarse sin escribir novelas criminales. - JOSÉ COLÓN

Si los policías en Escocia se jubilan a los 60, el detective John Rebus no será la excepción de la regla. El escritor Ian Rankin (Cardenden, Escocia, 1960), padre de la saga protagonizada por Rebus, tiene fijación por la verosimilitud. "Me llamó un amigo policía para contarme lo de la jubilación a los 60. Yo no lo sabía y me fastidió. Pero ahora lo convertirá en un civil que colabora con la policía. ¡No es el final!", aseguró el autor antes de recoger el premio Pepe Carvalho de novela negra ayer en Barcelona.

Paco Camarasa, comisario de BCNegra y presidente del jurado que otorga el galardón, afirmó que "si un día la academia sueca que concede los Nobel se digna a mirar al género negro, se lo darán a este señor".

"Soy fan de Montalbán aunque cuesta encontrar traducida su obra"

Recién llegado de India, donde ha estado de promoción, Rankin dijo que recibir este premio es "un gran honor porque soy fan de Montalbán, aunque cuesta encontrar traducida su obra". Entiende que tanto Rebus como Carvalho muestran ciudades similares: "Barcelona y Edimburgo son complejas y orgullosas, y los dos son unos guías turísticos perfectos de su ciudad".

El autor de Puertas Abiertas (RBA), confesó que siente celos de la ciudad condal porque tiene "mejores equipos de fútbol y un amplio abanico gastronómico". Sonrojado y sonriente, Rankin fabuló que si algún día ambos personajes se conocieran, "Rebus le enseñaría de whisky a Carvalho y este le daría clases de cocina al escocés".

La jubilación de Rebus ha despertado inquietud entre los lectores de Rankin. Pero además de no tener ninguna intención de abandonar al personaje, el escritor tampoco abandonará el género negro. "Cuando jubilé a Rebus, mi mujer me dijo que era fantástica la libertad que se me presentaba, pero yo decidí escribir otra novela criminal. Ese género me permite abarcar todas las capas de la sociedad".

El relevo de Rebus

Rankin no aclaró si tiene previsto crear un nuevo detective para relevar a Rebus. Pero en su último libro, The complains (que RBA editará en noviembre), aparece un personaje muy prometedor. Se trata de Malcolm Fox, un agente de los servicios internos de la Policía escocesa que investiga los delitos que cometen sus compañeros.

Más allá de la Escocia monumental existe una sociedad "complicada", según el autor. "Rebus ha demostrado que Edimburgo no es Disney. Cuando empecé la saga hace 20 años, las autoridades escocesas estaban preocupadas por lo que contaba. Ahora, los turistas que llegan a la ciudad hacen el Rebus Tour".

"Como muchos autores de novela negra, preferiría ser estrella de rock"

Para este 2010, los planes de Ian Rankin eran los de tomarse una temporada sabática, pero las promociones no le dejan. Asegura que sólo tiene una buena idea al año y que le preocupa no tener tiempo para pensar.

El de escritor es el único oficio que le hace feliz. Fue un pésimo granjero: mató a un cerdo con una sobredosis de alcohol. Como recaudador de impuestos tampoco le fue bien: brindaba consejos a los contribuyentes para que pagaran menos. Años después, consolidado como uno de los grandes autores de novela negra, entre crimen y crimen, la música le da los respiros que necesita.

Quizás por eso reconoce sin pudor que "como a muchos autores de novela negra, preferiría ser estrella de rock en lugar de escritor". A los 18 años fue el cantante de los Dancing Pigs, pero a los 12 ya había inventado una banda en su cabeza. La llamó Las Amebas.