Jueves, 4 de Febrero de 2010

Nueva vacuna contra la malaria parece promisoria en niños

Reuters ·04/02/2010 - 16:17h

Por Julie Steenhuysen

Una nueva vacuna contra la malaria se mostró promisoria en la protección de niños pequeños, ofreciendo una potencial arma para prevenir una enfermedad que causa la muerte de al menos 1 millón de personas por año, dijeron investigadores estadounidenses.

En un estudio de 100 niños de entre 1 y 6 años en el oeste de Africa, la vacuna experimental produjo respuestas inmunes similares o hasta mejores que las de los adultos infectados con malaria toda su vida.

La vacuna, que usa un refuerzo del sistema inmune llamado adyuvante, del laboratorio británico GlaxoSmithKline Plc, ataca el parásito de la malaria cuando está activamente infectando los glóbulos rojos, causando fiebre y malestar.

La vacuna actúa en una etapa posterior en el ciclo vital del parásito en comparación con la vacuna experimental de Glaxo Mosquirix.

"Lo que salta a la vista acerca de esta vacuna es la respuesta de los anticuerpos", dijo Christopher Plowe, de la University of Maryland, en Baltimore, e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, cuyo estudio apareció en PLoS ONE, una revista de la Public Library of Science.

SEGUNDA RONDA DE ENSAYOS

Plowe dijo que los niños parten con menos anticuerpos, que son proteínas del sistema inmunológico que reconocen a los invasores como virus o parásitos.

Pero cuando fueron vacunados, los niveles de anticuerpos de los niños fueron igual de altos, o incluso mayores, que los de los adultos de su comunidad.

Los resultados fueron lo suficientemente fuertes como para comenzar una segunda rueda de ensayos en 400 niños para ver si la vacuna puede aliviar la infección.

La nueva vacuna ataca el parásito de la malaria luego de que transitó por el flujo sanguíneo y se alojó en el hígado, donde adquiere una nueva forma llamada merozoito, que puede infectar nuevos glóbulos rojos y causar fiebre y malestar.

Plowe cree que el adyuvante de Glaxo, el mismo que se usa para Mosquirix, prepara al sistema inmune de los niños para desarrolllar una respuesta sólida.

"La esperanza sería poder obtener dos o más vacunas de primera generación de este tipo, sobre todo porque tienen el mismo adyuvante, y crear una vacuna para varias etapas", dijo.

La mayor parte de las víctimas de la malaria son niños jóvenes que viven en Africa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la enfermedad causa la muerte de un niño cada 30 segundos.