Jueves, 4 de Febrero de 2010

Zapatero pide por el empleo en un acto religioso en EEUU

Reuters ·04/02/2010 - 15:12h

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó el jueves que la creación de empleo es una de las cuestiones que más le "acucia" y veló por la atención a los inmigrantes, durante un acto religioso celebrado en Estados Unidos con la asistencia del presidente Barack Obama.

"Quiero proclamar mi más sentido compromiso con los hombres y las mujeres que en nuestras sociedades padecen en estos tiempos difíciles la falta de trabajo", dijo Zapatero en su intervención en el llamado Desayuno Nacional de la Oración, al que acudió como invitado.

"Todos ellos deben saber que no hay tarea de la que como gobernantes nos sintamos más responsables, que no hay tarea que nos acucie más, que la de favorecer la creación de empleo", agregó en el acto, que tuvo lugar en Washington.

Es la primera vez que un presidente español es invitado a un acto anual al que acuden políticos, diplomáticos y cientos de líderes religiosos, empresariales y militares estadounidenses.

Como es tradición, Zapatero comenzó leyendo un pasaje de la Biblia, que en su caso fue el capítulo 24 del Deuteronomio.

"No explotarás al jornalero pobre y necesitado, ya sea uno de tus compatriotas o un extranjero que vive en algunas de las ciudades de tu país, págale su jornal ese mismo día, antes de que se ponga el sol, porque está necesitado, y su vida depende de su jornal", leyó el presidente, que se ha declarado laico.

Además, pidió "velar por la buena integración por quienes han venido a trabajar y a convivir a nuestros países" y "por aquellos que (...) pasan hambre y miseria en tantos lugares de la tierra, como las personas que viven en Haití, y cuyo infortunio nos ha movido a hacer un gran ofrecimiento de solidaridad".

El evento se produjo pocos días después de que se conociera que Obama no acudirá a la cumbre entre la Unión Europea y Estados Unidos prevista para el próximo mayo en Madrid, que habría supuesto la primera visita del presidente estadounidense a España.

El país, que este semestre preside la UE, está pasando por una complicada situación económica, con el nivel de paro en el 20 por ciento, lo que ha fomentado el debate sobre la reforma del sistema de pensiones y el recorte del déficit público, que en 2009 se habría situado en el 11,4 por ciento, según las previsiones del Gobierno.

TOLERANCIA Y CONVIVENCIA

"la lengua en la que por primera vez se rezó al Dios del Evangelio en esta tierra", también hizo un llamamiento a favor de la tolerancia.

"Mi plegaria quiere reivindicar la libertad de todos para vivir su propia vida, para vivir con la persona amada y para crear y cuidar su entorno familiar, mereciendo respeto por ello", afirmó.

También destacó que "España ya fue en el pasado ejemplo de convivencia entre las tres religiones del libro: judaísmo, cristianismo e islam y hoy defiende en el mundo la tolerancia religiosa, el respeto a la diferencia, el diálogo, la convivencia de las culturas, la alianza de civilizaciones".

"EEUU sabe, como también lo sabe España, que la utilización espuria de la fe religiosa para justificar la violencia puede ser enormemente destructiva", manifestó el presidente, que tuvo unas palabras de recuerdo para las víctimas del terrorismo.