Jueves, 4 de Febrero de 2010

La deuda de empresas y familias baja por tercer mes consecutivo

Se redujo un 0,3% la de las familias y un 1% las de las empresas

EFE ·04/02/2010 - 11:08h

Las deudas contraídas por las familias y las empresas españolas se redujeron respectivamente, el 0,3 y el 1% en diciembre frente a un año antes, con lo que el endeudamiento desciende por tercer mes consecutivo en tasa interanual, según los datos facilitados hoy por el Banco de España.

Así, la deuda que las familias españolas mantenían con las entidades financieras españolas en diciembre pasado se situó en 903.563 millones de euros, un nivel similar al del mes de octubre tras el ligero repunte de noviembre.

De esos 903.563 millones de euros la mayor parte, 677.955, correspondieron a créditos para la adquisición de vivienda, que cayeron el 0,1% respecto al mismo mes del año anterior.

Por lo que respecta a las empresas, su deuda se elevaba en diciembre a 1,3 billones de euros (1.308.306 millones), el 1% menos que un año antes.

En conjunto, la deuda de los sectores residentes en España -excluidas las administraciones públicas-, es decir, familias y empresas, se mantenía en diciembre en niveles muy similares a los de noviembre, 2,2 billones de euros, algo más del doble del Producto Interior Bruto (PIB).

La deuda que las familias y empresas españolas mantienen con las entidades financieras comenzó a reflejar el impacto de la crisis a comienzos de 2008.

Dificultades para acceder al crédito

Según los analistas consultados por Efe, esta tendencia a la baja es un reflejo de las dificultades que encuentran familias y hogares para acceder al crédito.

En noviembre pasado el Banco de España alertó en su último boletín sobre el "nuevo descenso en el avance interanual" de la deuda de estos sectores.

En líneas generales persisten las dificultades de acceso a la financiación, en especial para las empresas, mientras que las familias han optado por amortizar parte de su deuda en un contexto en el que se han reducido al mínimo las transacciones inmobiliarias.

Muy significativo es, en opinión de los analistas, la aparición de una tasa negativa en el endeudamiento de los hogares para hacer frente a la adquisición de vivienda, que responde a la virtual paralización del mercado inmobiliario.

Esta reducción del endeudamiento tendrá, según los expertos, un efecto colateral en forma de incremento del ahorro, un indicador que aún no ha tocado techo y que seguirá aumentando hasta niveles del 20% de la renta disponible en 2010.

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro se situó en el 14,1% de su renta disponible en el tercer trimestre del 2009, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).