Martes, 18 de Diciembre de 2007

Camacho insiste en que estaba a punto de vender Gescartera tras muerte padre

EFE ·18/12/2007 - 11:34h

EFE - El financiero Antonio Camacho (en primer término), principal imputado por el caso Gescartera, con más de 4.000 afectados, durante su declaración hoy en la Audiencia Nacional, la primera de los catorce imputados en el juicio oral por este escándalo financiero, que debe aclarar una responsabilidad civil superior a los 50 millones de euros.

El máximo imputado por el caso Gescartera, Antonio Camacho, insistió hoy en la última sesión del caso Gescartera en que el proceso de venta de la sociedad de valores estaba muy avanzado.

Camacho explicó que decidió vender la compañía después de la muerte de su padre y que estaba en proceso de convertirse en una sociedad de inversión de capital variable por el rechazo de la entidad británica HSBC para continuar con Gescartera por considerarlo un cliente "no confortable" (incómodo), en palabras del propio imputado.

Antonio Camacho aseguró que el empresario hispano-iraní Masoud Zandi instigó el proceso de compra y que se reunió con Alberto Cortina, entonces presidente del Banco Zaragozano, para negociar el proceso de venta.

"Muy poco antes de la intervención de la CNMV recibimos también un compromiso de compra de la sociedad Martin Investment", agregó.

"Gescartera era totalmente viable desde el principio y lo fue hasta que la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) la intervino", explicó.

Antonio Camacho, para quien el fiscal pide 11 años de cárcel, dijo que tal era la viabilidad de Gescartera que si la dejen "se habría convertido en uno de los grupos del sector financiero más importantes".