Jueves, 4 de Febrero de 2010

Una economista heterodoxa presidirá el Banco Central argentino

Reuters ·04/02/2010 - 07:27h

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, nombró el miércoles a la economista heterodoxa Mercedes Marcó del Pont nueva jefa del Banco Central, una designación mal recibida por los mercados y que podría tener efectos negativos sobre los activos locales.

La mandataria hizo el anuncio tras confirmar el cese de Martín Redrado como jefe de la autoridad monetaria tras un dilatado conflicto por un plan oficial para usar reservas del banco para hacer frente a pagos de deuda.

"He decidido designar como presidenta del Banco Central de la República Argentina a la licenciada Mercedes Marcó del Pont, actual titular del (estatal) Banco Nación", dijo Fernández en una rueda de prensa en la Casa de Gobierno.

Marcó del Pont, que ha respaldado las políticas heterodoxas del Gobierno de Fernández y de su antecesor Néstor Kirchner, apoyó el plan oficial de apropiarse de parte de las reservas del Banco Central. También ha defendido una coordinación de la política monetaria de la entidad con el Gobierno.

El nombramiento de Marcó del Pont fue mal recibido por operadores del mercado financiero, aunque los efectos de su designación no alcanzaron a reflejarse en el precio de los activos argentinos, ya que fue anunciado tras el cierre de los mercados.

"Genera más incertidumbres que certezas, justo cuando se quiere lanzar el canje" de deuda impaga, dijo la economista Marina Dal Poggetto, del estudio Miguel Bein y Asociados.

"El hecho de que sea una economista de tan poco peso (...) podría llegar a tener algún impacto en los mercados negativo", dijo por su lado Nicolás Bridger, economista de la consultora Prefinex.

Francisco Marra, de Bull Markets Brokers, en tanto, aseguró que "la designación del reemplazante de (Martín) Redrado no ofreció una buena reacción del mercado".

Fernández destituyó a Redrado en diciembre por decreto después de que éste se negara a transferir reservas del Banco Central al Gobierno para pagar deuda, pero la medida fue suspendida por la justicia, que dispuso que para destituirlo debía consultarse previamente al Congreso.

El plan oficial de uso de las reservas también fue bloqueado por la justicia y debe ser debatido en el Congreso.

La comisión parlamentaria se pronunció el martes sobre el tema y aconsejó a Fernández la destitución de Redrado.

En la rueda de prensa en la que anunció el nombramiento, Fernández justificó la compra de dos millones de dólares que realizó en 2008 el ex presidente Néstor Kirchner para la compra de un hotel, por lo que ha sido blanco de duras críticas de opositores.

"Todo lo que dicen de Kirchner es lo que está en su declaración jurada", dijo Fernández.

"Yo estoy absolutamente convencida de que si se testearan las declaraciones juradas de numerosos dirigentes políticos y no políticos, mediáticos, periodistas, no podrían ser consistentes en cuanto al nivel de vida o lo que tienen y lo que declaran en la Afip (ente recaudador de impuestos)", agregó.