Jueves, 4 de Febrero de 2010

Fuertes críticas a Toyota por una pieza defectuosa

EEUU avisa a la marca nipona de que el fallo es "serio"

A. M. VÉLEZ / AGENCIAS ·04/02/2010 - 07:00h

El primer fabricante mundial ha llamado a revisión a 8 millones de vehículos. - AFP

La presión sobre Toyota, el primer fabricante mundial de coches, por los errores detectados en varios de sus modelos se incrementó ayer de manera notable. El secretario de Transporte estadounidense, Ray LaHood, urgió a la empresa nipona a que arregle el fallo técnico que ha llevado a la marca a llamar a revisión a 8,1 millones de vehículos (145.000 de ellos, en España), en una decisión sin precedentes en la industria automovilística. La anomalía detectada, que ha obligado a suspender de manera temporal la fabricación de ocho de sus modelos en cinco plantas estadounidenses, consiste en el desgaste de algunos mecanismos del pedal del acelerador, que unida a algunos factores externos pueden hacer que sea más duro de accionar o, en un caso extremo, quede atascado.

Lahood contó ayer a los periodistas que planea llamar al presidente mundial de Toyota, Akio Toyoda, para "explicarle que este es un asunto serio". También trasladó a un grupo de congresistas un consejo: que los propietarios de esos vehículos, independientemente de si han tenido problemas o no con ellos, no los utilicen y los lleven inmediatamente a un concesionario. Sin embargo, luego se desdijo y aseguró que sus palabras habían sido un "error".

El Ministerio de Transportes nipón ha recibido catorce quejas

A Toyota, que dice tener clara la solución para la anomalía detectada y que corre el riesgo de enfrentarse a un alud de demandas en EEUU (ya se han presentado al menos quince), también le llegó ayer un rapapolvo desde su propia casa, por otro problema técnico relacionado en este caso con el pedal de freno de la última versión de su exitoso híbrido, el Prius. El año pasado, este modelo fue el más vendido en el país del sol naciente.

El Ministerio de Transportes nipón ha recibido, de momento, catorce quejas relacionadas con este asunto. En Estados Unidos, ha habido 155 quejas por el mismo problema. La empresa está analizando las causas de la anomalía, que podrían desencadenar la llamada a revisión de más vehículos.

A la baja

Parafraseando al secretario de Transportes estadounidense, el problema de Toyota, efectivamente, es serio. Al menos, en términos económicos. La marca nipona, tradicional sinónimo de calidad e innovación, había resistido hasta ahora el embate de la crisis internacional e incluso estaba considerada como la gran vencedora del sector (el año pasado, desbancó a General Motors como primer fabricante mundial).

Toyota ha visto caer su capitalización bursátil en 29.500 millones de dólares

Sin embargo, Toyota ha visto caer su capitalización bursátil en 29.500 millones de dólares (21.200 millones de euros) desde que se dio a conocer el problema, hace una semana. En enero, sus ventas (donde es el segundo fabricante, con una cuota de mercado del 17%), cayeron un 8,7%, mientras que las de sus dos principales rivales, General Motors y Ford, crecieron un 14% y un 24%, respectivamente.

En Nueva York, una de las bolsas donde cotiza, las acciones de Toyota (que han caído un 14,5% desde que se destapó el problema con el acelerador) caían ayer más de un 5% en el tramo final de la sesión.

Noticias Relacionadas