Martes, 18 de Diciembre de 2007

Lavrov asegura que la moratoria sobre el FCE no supone el inicio del rearme

EFE ·18/12/2007 - 10:46h

EFE - El ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, asegura que la suspensión por parte de su Gobierno del Tratado sobre Fuerzas Convencionales en Europa (FCE) no cierra las puertas a negociaciones para la reforma de ese acuerdo, ni el inicio del rearme de su ejército.

En un artículo de su propia pluma que publica hoy el rotativo económico alemán "Handelsblatt", Lavrov subraya que "no hemos detenido nunca el diálogo y estamos dispuestos a reanudarlo en cualquier momento y forma", tras asegurar que "la moratoria no cierra la puerta a nuevas negociaciones".

Añade que la decisión de Rusia de suspender el FCE "es un llamamiento mas para analizar la siuación actual de manera objetiva y para dar pasos unidos con el fin de allanar las diferencias. Es un intento de revitalizar el FCE teniendo en cuenta las nuevas realidades".

"Nuestra meta mas importante es alcanzar un nuevo tratado de calidad que incremente la seguridad de Europa y todos los estados. Naturalmente, esa aspiración necesita de una iniciativa realista y de la voluntad política de todos los socios del FCE", escribe el jefe de la diplomacia rusa.

Asimismo destaca que "la actual situación del tratado de sobre FCE es para nosotros inaceptable. Por lo menos algunos estados de la OTAN parecen encontrar esa situación satisfactoria, toda vez que les permite mantener una cierta superioridad militar sobre otros estados europeos que no son miembros de la OTAN, inclusive Rusia".

Recuerda en ese sentido que el FCE se aprobó en 1990 y que actualmente "resulta anticuado", tendiendo en cuenta que, desde entonces "la situación militar y política de Europa ha cambiado fundamentamente gracias al fin del enfrentamiento de los bloques".

El problema reside en que, "mientras el Pacto de Varsovia se disolvió, tuvieron lugar dos ampliaciones de la OTAN. Está previsto que bases militares de Estados Unidos se instalen en el territorio de los nuevos miembros", señala Lavrov.

"Rusia es hoy el único país que se ve limitado por absurdas restricciones de la época de la Guerra Fría", comenta el ministro ruso de Exteriores, quien asegura que su país ha "suspendido" el FCE, pero no lo ha "abandonado" y que su moratoria "no supone una amenaza para la seguridad de Europa".