Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Marruecos y el Polisario reanudan las negociaciones

Reuters ·03/02/2010 - 10:43h

Marruecos y el Frente Polisario reanudarán las negociaciones de cara a intentar hacer progresos sobre el futuro del Sáhara Occidental, informó la ONU.

Negociadores de los dos adversarios celebrarán unos encuentros informales en Nueva York el 10 y 11 de febrero con el patrocinio de la ONU, dijo el martes el portavoz de Naciones Unidas Farhan Haq, sin concretar cuál será el lugar.

Marruecos se anexionó el Sáhara en noviembre de 1975 con la retirada de España y combatió con el Polisario hasta que en 1991 se alcanzó un alto el fuego gracias a la ONU en el que se acordó celebrar una consulta sobre el futuro del territorio. Ahora Rabat sólo acepta una autonomía amplia, mientras que el movimiento independentista quiere que se celebre el referéndum en el que se pueda optar por la independencia.

utilizados en fertilizantes agrícolas -, pesca, y potencialmente, en petróleo y gas en sus costas.

Ningún país reconoce la administración marroquí, mientras que la República Árabe Saharaui Democrática establecida por el Polisario con el apoyo de Argelia cuenta con el reconocimiento de casi toda África.

Estados Unidos, Francia y España han alabado la propuesta marroquí.

Diplomáticos occidentales dicen que la disputa está obstaculizando la lucha contra la insurgencia vinculada con Al Qaeda que se está extendiendo por el desierto del Sáhara hacia el sur. La tensión entre Marruecos y Argelia también ha entorpecido los intentos de formar una asociación en la región al estilo de la Unión Europea.

Rabat y el Polisario comenzaron la última fase de negociaciones hace tres años, pero tras cuatro rondas los avances fueron prácticamente nulos. El actual mediador de la ONU, el antiguo diplomático estadounidense Christopher Ross, propuso unos encuentros informales para mejorar el ambiente y adoptar medidas que aumentasen la confianza entre ambos.

En agosto, pequeñas delegaciones de marroquíes y saharauis se reunieron en la localidad austriaca de Dürnstein, al oeste de Viena, y posteriormente alabaron el encuentro, calificándolo de "sincero" y "profundo". La sesión de la semana que viene pretende seguir el mismo formato informal y según la ONU pretende preparar el terreno para una ronda más formal.

TENSIÓN POR HAIDAR

La tensión aumentó en diciembre del año pasado con la huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar en protesta por su expulsión del Sáhara y su traslado y retención en España.

Marruecos, que exigía que proclamase su fidelidad al rey Mohamed VI, acabó permitiendo su regreso después de 32 días de protesta en el aeropuerto canario de Lanzarote y tras la intervención de Estados Unidos, Francia y España.

Rabat sigue adelante con su plan de descentralización, que según analistas está vinculado con esta oferta de autonomía al Sáhara. El Polisario sostiene que se trata de una cortina de humo para reforzar el control sobre el territorio.