Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Cabañas sólo piensa en volver a jugar pese a su convalecencia

Reuters ·03/02/2010 - 08:00h

El delantero de la selección paraguaya de fútbol Salvador Cabañas sólo piensa en regresar a los entrenamientos pese a que su estado de salud sigue delicado, nueve días después de recibir un disparo en la cabeza, dijo el martes el presidente de su equipo en México.

El jugador de 29 años del América fue herido el 25 de enero en un incidente en un bar de la Ciudad de México que fue originado aparentemente por una riña, según las autoridades.

El presidente del equipo, Michel Bauer, dijo que el jugador paraguayo sólo está pensando en volver a entrenar e incluso en asistir al Mundial de Sudáfrica que comienza en junio.

"Es lo que tiene en la mente, lo ha platicado con el doctor y es muy bueno porque eso lo motiva", declaró a la cadena Televisa. "Él ya quiere estar entrenando, al igual como ha manifestado el tema del Mundial".

Después de la agresión, Cabañas fue sometido a una larga operación pero los médicos no lograron extraerle la bala de la cabeza. El lunes, movió sus cuatro extremidades, comió y ha conversado con familiares, pero su estado de salud aún es delicado y sigue en peligro de muerte.

"Salvador está bien, sé que todos quieren saber si jugará el Mundial, pero es imposible dar un pronóstico sobre su vida futbolística. Científicamente no lo podemos decir", dijo Aldo Martínez, jefe de los servicios médicos de la selección de Paraguay.

El hábil delantero no pasó una buena noche del lunes al martes, según su representante, José María González.

"No durmió tan bien por todo el cúmulo de emociones que le han rodeado, entonces hoy (martes) está durmiendo todavía", dijo a los periodistas. "Está cansado, hay momentos en que dormita, despierta, hace comentarios y vuelve a dormir".

Uno de los médicos que le atienden, Ernesto Martínez, dará el miércoles un nuevo parte sobre el jugador, mientras la policía continúa buscando a su agresor.

Cabañas ayudó a su selección a clasificarse para el Mundial de Sudáfrica, en el que integrará el Grupo F junto con Italia, Nueva Zelanda y Eslovaquia.

En otro suceso, Juan Carlos Silva, compañero de Cabañas en el América, recibió el lunes un balazo en el glúteo cuando intentaron asaltarlo.

"No se afectó el músculo, no se encontraron fragmentos de bala y no tiene ningún tipo de secuela, únicamente se dañó el tejido graso, además de que se presenta un pequeño hematoma, por lo que su recuperación está prevista de 7 a 10 días", informó el club en un comunicado.

La agresión a Cabañas ha causado indignación en la población de México y Paraguay, además de la solidaridad de cientos de aficionados, que han realizado muestras públicas de apoyo al jugador. Madrid.online@thomsonreuters.com))