Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Irán mantiene abierta la opción de intercambio condicionado de uranio y presos

EFE ·03/02/2010 - 07:28h

EFE - El presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad. EFE/Archivo

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, confirmó que su país mantiene abierta la opción del intercambio de uranio aunque siempre y cuando converjan una serie de condiciones, entre ellas que se haga en territorio iraní.

En una entrevista concedida anoche a la televisión estatal, el mandatario también sugirió que Irán ofrecerá a Estados Unidos un intercambio de presos para liberar a los tres ciudadanos estadounidenses detenidos desde el pasado julio por supuestamente entrar de forma ilegal en el país.

"Debemos decir que si actuáis de forma honesta, cooperaremos con vosotros... Hemos insistido en que el intercambio de uranio enriquecido al 20 por ciento debe hacerse en Irán, y ellos han aceptado", aseguró el mandatario.

Según Ahmadineyad, el problema reside en que "algunos países están dispuestos a cooperar con Irán en materia nuclear, pero otros, como el Reino Unido e Israel, están molestos porque no quieren tener que colaborar".

"Irán tiene la tecnología necesaria para enriquecer uranio al 20 por ciento por sí mismo, pero la República islámico no ve obstáculo alguno para cooperar con los estados nucleares", reiteró.

De acuerdo con el ultraconservador presidente iraní, la comunidad internacional "nos ha pedido recientemente que iniciemos un nuevo diálogo y han dicho que están dispuestos a suministrarnos combustible, incluso si el nuestro permanece en Irán... pero incluso si enviamos el combustible nuclear al exterior, no será problema".

"En Irán, algunos dicen que si lo enviamos fuera no nos lo devolverán, pero si hacen eso, demostraran que no son países fiables", apostilló.

Irán mantiene un enconado pulso con gran parte de la comunidad internacional a causa de las sospechas que levanta su programa nuclear.

Países como Estados Unidos, Israel, Francia, Alemania y el Reino Unido acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su esfuerzo atómico civil, un proyecto de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal nuclear, alegación que Irán rechaza.

El conflicto se agravó a finales del pasado año después de que Teherán rechazara una propuesta de Washington, París y Moscú para enviar su uranio al 3,5 por ciento al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento, en las condiciones necesarias para mantener operativo su reactor nuclear civil en la capital.

Estados Unidos ha amenazado con imponer nuevas sanciones a Irán, en particular a las empresas que vendan gasolina, opción que cuenta con el apoyo de países como el Reino Unido, Francia y Alemania.

Sin embargo, otros como China, consideran que se debe proseguir el diálogo con Teherán y dar más tiempo a la negociación, con vistas a lograr una solución global.

Ahmadineyad también se refirió en la entrevista al destino de los tres ciudadanos estadounidenses detenidos el pasado julio cuando hacían senderismo por el Kurdistán iraquí y al parecer entraron en territorio iraní por error.

Las autoridades iraníes anunciaron meses atrás que los tres serían juzgados y que podrían ser acusados de espionaje.

"No nos gusta tener a personas en la cárcel. Se mantiene algún tipo de diálogo para intercambiar a los tres norteamericanos detenidos en Irán", afirmó sin ofrecer otros detalles.

El régimen iraní publicó el pasado diciembre una lista con los nombres de once iraníes supuestamente encarcelados en Estados Unidos, entre ellos un científico nuclear desaparecido el pasado junio durante la peregrinación musulmana a Arabia Saudí y un ex ministro de Defensa desaparecido en 2007 en Turquía.