Martes, 2 de Febrero de 2010

Un experto augura que las descargas disminuirán cuando el mercado ofrezca más opciones

EFE ·02/02/2010 - 11:56h

EFE - Una mesa de mezcla de sonido y de video. EFE/Archivo

El profesor del Instituto de Empresa y experto en internet Enrique Dans ha augurado hoy que las descargas ilegales a través de la red disminuirán cuando el mercado ofrezca alternativas, algo que no ocurrirá mientras las entidades de gestión de derechos de autor "sigan lastrándolo".

Dans, que ha comparecido hoy ante la subcomisión parlamentaria que estudia la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, ha explicado que "el concepto de propiedad intelectual tiene forzosamente que verse afectado por el cambio social y tecnológico".

"Hemos vivido 200 años en una época en la que toda la propiedad intelectual estaba estructurada en torno al concepto de copia, pero hoy en día no tiene sentido, y mucho menos condicionar el futuro de todos los posibles modelos de negocio a través de internet a un mercado que en este momento está viciado y vive en una situación de monopolio absoluto", ha sostenido.

A su juicio, las entidades de gestión conforman un monopolio que "tergiversa y altera completamente el funcionamiento del mercado", por lo que "no deberían condicionar la evolución de la propiedad intelectual", la cual hay que liberar para "convertirla en algo que de verdad esté al servicio de los autores".

Ha insistido Dans en que las descargas son sólo un problema "coyuntural", toda vez que "los artistas ganan más dinero que antes, la difusión de la cultura es mucho mayor y los únicos que están perdiendo dinero son intermediarios, que lógicamente si no redefinen su papel ya no tienen demasiado que hacer en la sociedad de la información".

Dans ha citado modelos de negocio que se han adaptado al mercado y ofrecen alternativas exitosas, como i-tunes o Spotify, "que en mercados más evolucionados como los países nórdicos son mucho más populares y han conseguido que bajen las descargas con métodos alternativos".

"El mercado se estructura en función de las diferentes opciones que se propongan y en este momento las discográficas y las entidades de gestión están lastrando los nuevos modelos que aparecen, pretendiendo imponer una rentabilidad que proviene de tiempos pasados. Hay que racionalizar esos modelos de negocio, no penalizar los nuevos", ha apuntado.

Además, se ha mostrado de acuerdo con la necesidad de proteger los derechos de autor y que los autores vivan de su trabajo, "lo que pasa es que mientras crear es un derecho fundamental, no lo es vivir de la comercialización de las creaciones".

"Los derechos de autor protegen a los autores, no a los intermediarios: si el mercado no les sonríe, tendrán que adaptarse a él", ha añadido.