Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Full de ases en el Gran Casino de Madrid

II Campeonato de España de Poker

MARTA HUALDE ·17/12/2007 - 22:26h

"Un cálculo rápido de probabilidades, psicología y pelear contra el azar". Es el cóctel necesario para ganar al póquer, según Fernando Martín, ganador del II Campeonato de España de este juego de cartas. Este madrileño de 46 años, que comenzó echando partidas a los 13 con sus amigos, se alzó con el número uno al obtener 65 puntos en las once fases del torneo, patrocinado por el portal de Internet ‘Eurosuper Poker'. En su periplo a lolargo del certamen ha ganado 51.000 euros.

42 supervivientes

El pasado domingo se celebró la última sesión en el Casino Gran Madrid. A las seis de la tarde todo estaba preparado: sobres con las fichas, las cartas y los 42 jugadores supervivientes del fin de semana que se esparcieron por las mesas de tapete verde hierba. La modalidad: texas hold'em, con una baraja de 52 naipes (dos por jugador y cinco compartidas entre un máximo de diez jugadores).

"Es como una conversación entre personas", resume Francisco López, de 31 años y ganador en la edición del 2006, antes de sentarse en una de las mesas frente a sus contrincantes. Su estrategia consiste en observar el comportamiento de sus opositores y estar muy seguro de que puede ganar la jugada.

Acercar las cartas al centro de la mesa puede ser indicio de una posible rendición y juguetear con las fichas parece indicar que se va a subir la apuesta. El disimulo, la mentira y el farol tienen un límite.
Hay dos segundos determinantes: cuando se reparten las cartas y se ven por primera vez. "Son unos instantes en los que las reacciones del cuerpo son incontrolables", reconoce Martín. Incluso, se habla de que las pupilas se dilatan cuando las cartas son buenas.

Colofón

En este caso la excitación estaba aún más justificada que en un encuentro normal. A diferencia de etapas anteriores, en la partida de la Gran Final se repartieron hasta 10.000 fichas iniciales para cada jugador, con niveles de 45 minutos. Además, la sesión del domingo estuvo acompañada por un No Limit Hol'em Freezout paralelo, con 5.000 fichas iniciales, y niveles de 30 minutos. Sin duda, fue un buen colofón tras la jornada del día anterior, bautizada con el elocuente nombre de los Matadores.

Deporte y matemáticas

La pregunta ante tanta expectación es saber si la excitación de la que hablan los jugadores, matadores o no, enmascara algo más que entusiasmo. La Real Academia de la Lengua Española define ludopatía como la "adicción patológica a los juegos electrónicos o de azar".
Los aficionados y profesionales al póquer congregados el pasado fin de semana en el Gran Casino de Madrid hablan de "deporte" y "matemáticas". Aseguran jugar por "diversión". Pero también hay quien reconoce que lo hace por dinero.