Martes, 2 de Febrero de 2010

La ONU ve una oportunidad en la tragedia de Haití

Reuters ·02/02/2010 - 06:30h

Haití podría tardar décadas en recuperarse del devastador terremoto del mes pasado, pero la tragedia podría darle al empobrecido país la oportunidad de reconstruirse por el "camino correcto", dijo el lunes el jefe de los cascos azules en Haití, Edmond Mulet.

"Este es el momento para que los haitianos refunden su república", dijo Edmond Mulet.

Este antiguo representante especial de la ONU en Haití voló al país caribeño poco después del terremoto del 12 de enero para asumir el mando de los 9.000 efectivos del organismo mundial.

Su predecesor murió en el terremoto, uno de los mayores desastres naturales del mundo, al igual que otros altos mandos de la misión estabilizadora de la ONU. Los cuarteles de la misión en Puerto Príncipe resultaron destrozados, al igual que miles de edificios más en la ciudad.

Mulet dijo que tal vez nunca se sepa cuánta gente murió por el terremoto o el número de personas que pereció debajo de lo que describió como "toneladas y toneladas y toneladas" de escombros.

Sin embargo, en una entrevista en su oficina en un improvisado cuartel de la ONU, agregó que la comunidad internacional y los haitianos han fracasado en construir instituciones sólidas e impulsar el desarrollo del Estado más pobre de Occidente, que tiene una larga historia de crisis políticas y desastres naturales.

Ahora, después de un terremoto de magnitud 7,0 que el Gobierno estima que es responsable de la muerte de hasta 200.000 personas, dijo que los donantes internacionales tienten que ofrecer estrategias más efectivas para ayudar a Haití a medio y largo plazo.

MEJORAR

La ayuda humanitaria sigue siendo la prioridad a corto plazo, pero arrojar miles de millones de dólares de ayuda, al igual que en los últimos 25 años, no ayudará a Haití a superarse, dijo el responsable guatemalteco.

"Tenemos que hacerlo mejor", declaró Mulet, quien añadió que son necesarios la creación de empleo y programas de desarrollo robustos para ayudar al país a salir de una miseria que ya era endémica antes del terremoto.

"La comunidad internacional ha sido realmente muy veleidosa", señaló, y explicó que la inminente creación de un directorio del Banco Mundial para Haití podría ayudar a fundas las bases de nuevos proyectos.

Además indicó que ésta es también una oportunidad para que los haitianos asuman sus responsabilidades y demuestren que están a la altura de las necesidades.

"Ellos también han sido parte del problema (...) Este terremoto también los hará pensar en sus responsabilidades y a usar esta tragedia para reconstruir a Haití de la manera correcta", dijo.

En general, Mulet afirmó que la respuesta mundial al desastre de Haití ha sido más rápida y más efectiva que en otras tragedias, como el tsunami que dejó 226.000 muertos en 13 países hac ecinco años. Sin embargo, dijo que Haití parece haber resultado mucho más afectado que Indonesia, país que tuvo la mayor cantidad de víctimas en el tsunami.

"Mi impresión es que ni los haitianos ni la comunidad internacional han entendido los efectos de las consecuencias de la destrucción que hubo aquí (...) Esto tardará, en mi opinión, décadas", aseguró.