Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Irán espera terminar en 3 meses la negociación con el OIEA sobre cuestiones pendientes

EFE ·17/12/2007 - 19:29h

EFE - Gholam-Reza Aqazadeh, en Teherán.

Irán espera finalizar su negociación con el OIEA sobre las "cuestiones pendientes" del caso nuclear iraní en los próximos tres meses, según declaró hoy el director de la Agencia de Energía Atómica iraní, Reza Aqhazadeh.

El responsable iraní, citado por la agencia IRNA, reafirmó al mismo tiempo que su país tiene intención de construir plantas nucleares de 20.000 megavatios en los próximos años.

"Esperamos que el expediente de las cuestiones pendientes sea cerrado hasta finales de este año" iraní, que termina el 20 de marzo, dijo Aqazadeh, y consideró que el caso nuclear "es ya un caso nuclear normal" y "no debe ser tratado por el Consejo de Seguridad de la ONU".

Aqazadeh hizo esta declaración poco después de confirmar la llegada a Irán desde Rusia de 80 toneladas de combustible nuclear para la central de Bushehr, que ingenieros rusos construyen en el este de la República Islámica.

"La cooperación de Irán con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para cerrar el caso atómico y el envío por Rusia de la primera remesa de combustible nuclear constituyen un importante indicio sobre el cierre del contencioso", añadió.

Aqazadeh reiteró que Irán no suspenderá el enriquecimiento de uranio en la planta de Natanz, en el centro del país, ya que "lo necesitamos para una planta en construcción en la región de Darjuin (suroeste) con capacidad de producir 360 megavatios".

Explicó que la construcción de la planta de Darjuin "llevará varios años", e insistió en que el gobierno iraní intentará elevar de 3.000 a 50.000 el número de las centrifugadoras instaladas en Natanz para el enriquecimiento de uranio.

Irán afirma que su programa es para uso pacífico, mientras que EEUU y la Unión Europea (UE) sospechan que tiene fines militares y presionan a Teherán para que cumpla con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y abandone el enriquecimiento de uranio.

Las autoridades iraníes han reafirmado repetidamente que quieren que su caso nuclear sea tratado sólo por el OIEA y no por el Consejo de Seguridad, aparentemente para evitar el endurecimiento de las sanciones en su contra.