Martes, 2 de Febrero de 2010

Pellegrini ignora a la cantera

Madrid, Tenerife y Xerez, los únicos equipos sin debutantes de casa

HUGO JIMÉNEZ ·02/02/2010 - 09:00h

Pellegrini, en Riazor, con Mosquera en primer plano. - EFE

Debido a las numerosas bajas, Pellegrini se vio obligado a incluir a cuatro canteranos en la convocatoria del Madrid para viajar el pasado fin de semana a A Coruña. Los blancos ganaron en Riazor (1-3), pero ninguno de los chavales debutó. Ni siquiera Mosquera, que se pasó la mayor parte del segundo tiempo calentando. "Alguno de los canteranos podía haber debutado. Me ha dado pena que no lo hiciera Mosquera", dijo visiblemente dolido Jorge Valdano a la conclusión del partido.

Como no podía ser de otra manera, las palabras del director general del Madrid se interpretaron como un claro mensaje a Pellegrini. Después de seis meses de competición, Madrid, Tenerife y Xerez son los únicos equipos de la Liga BBVA en los que no ha debutado un solo chaval, ya lleven tiempo en la cantera o hayan recalado recientemente desde otro equipo.

En el lado contrario al del Madrid de Pellegrini se encuentra el Málaga, un club que bajo la tutela de Fernando Sanz lleva tiempo nutriéndose de jugadores criados en casa. Esta temporada, Muñiz ha hecho debutar ya a un total de 10 entre Liga y Copa. "Como no nos lo podemos permitir, tenemos que confeccionar la plantilla con la cantera", asegura Fernando Sanz.

Otro equipo habitual en formar jóvenes valores es el Athletic. El conjunto vasco está en un segundo grupo junto al Deportivo y el Espanyol, todos con 7 debutantes, que aprovecharon la Copa para probar a sus nuevos valores.

Destaca que el Atlético, poco dado a ello durante los últimos años, haya dado la alternativa a cinco canteranos. Y es que a veces, salvo que el dinero escasee, resulta más fácil tirar de cartera que de cantera. El fichaje de Canales por el Madrid, que se cerrará esta semana, vuelve a ponerlo de manifiesto. Y eso que la consagración del chaval del Racing no fue nada fácil. Canales, que debutó el año pasado, comenzó la temporada sin gozar de la confianza de su técnico, Mandiá, y alternando entrenamientos entre el primer y el segundo equipo. Sin embargo, la llegada de Portugal supuso su continuidad en el primer equipo y ahora puede llegar su salto a un grande como el Madrid.