Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Pesimismo en el norte por la anchoa

Los pescadores cántabros y asturianos esperan que se mantenga el veto a la pesca de esta especie. En Euskadi, esperan que se levante la restricción

GUILLERMO MALAINA ·17/12/2007 - 22:03h

Las flotas del Cantábrico ven con pesimismo la negociación sobre las cuotas de pesca en Europa para 2008, aunque por diferentes motivos. La decisión de la Comisión Europea de mantener, al menos hasta primavera, la veda sobre la anchoa ha caído como un jarro de agua fría en Euskadi. Mientras, cántabros y asturianos temen que la presión francesa derive en el fin de la prohibición. La anchoa sigue siendo la principal preocupación en el norte.

El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Guipúzcoa, Jaime Tejedor, advierte de que esta campaña, sin anchoa, se ha salvado gracias al verdel y los túnidos (bonito y atún rojo, entre otros), y pide aumentar la producción para compensar el repunte del combustible y la caída de precios en las lonjas. El único punto favorable que ve es el aumento anunciado ya por Bruselas para 2008 en la cuota de merluza. “En la pesca de altura hay también cada vez más recortes, pero al menos la merluza ha subido”, afirma.

En Cantabria, el reparto para 2008 sólo preocupa por lo que pueda ocurrir con la veda de la anchoa. El secretario de la Federación de Cofradías Cántabras, Enrique Paz, ve el asunto con pesimismo, máxime tras la rotura del consenso entre las cofradías del norte. Enfrentados a gallegos y vascos, los pescadores asturianos y cántabros defienden la veda de la anchoa a la vista de los informes científicos que aún no han certificado la recuperación del stock. Enrique Paz apunta, además, su preocupación por que las presiones de Francia den frutos.

Sobre las cuotas planteadas por Bruselas para el resto de caladeros, el secretario de las cofradías de Cantabria cree que no hay grandes variaciones respecto a este año.

A la espera de lo que ocurra con la anchoa, el bonito o atún blanco, la caballa, el juriel o chicharro y las sardinas serán en 2008 el principal sustento de la flota cántabra.