Lunes, 17 de Diciembre de 2007

El ingeniero suspendido de Renault se llevó los documentos de McLaren para uso personal

EFE ·17/12/2007 - 21:57h

EFE - Un mecánico de la escudería Renault trabaja en el circuito internacional de Sepang.

Phil Mackereth, el ingeniero suspendido por Renault por el caso de espionaje a McLaren, se llevó documentos de este equipo sólo "para su uso personal", según la transcripción de la vista del Consejo Mundial de la FIA del 6 de diciembre.

En dicha vista, en la que fue llamado como testigo, Mackereth afirmó que nunca tuvo la intención de mostrar la documentación que se llevó de McLaren, equipo del que se marchó en 2006 con destino a Renault. "Lo hice para hacer una recopilación de mi experiencia en McLaren, pero nunca tuvo la intención de mostrarlo a nadie", dijo entonces.

El pasado 6 de diciembre, el Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo decidió no sancionar a Renault por espionaje a McLaren, pese a que consideró que la escudería francesa infringió el artículo 151c del Código Deportivo Internacional.

La denuncia de McLaren a Renault se produjo después de que la escudería que dirige el británico Ron Dennis fuera condenada por un caso de espionaje a Ferrari, lo que le valió perder todos los puntos del Mundial de constructores de 2007 y una multa de cien millones de dólares. Sus pilotos -el británico Lewis Hamilton y Fernando Alonso- quedaron exonerados por haber colaborado en la investigación.

Tras conocer la convocatoria ante el Consejo Mundial, Renault confesó que el ingeniero Phil Mackereth aportó datos de McLaren y que éstos fueron vistos por otros colegas, pero afirmó tajante que "en ningún caso fueron utilizados para inspirar la concepción del monoplaza de Renault". McLaren, por su parte, aseguró que el equipo francés cobró ventaja por dicha información.

Mackereth llegó a Renault en septiembre de 2006 procedente de la escudería anglo-germana y "trajo con él informaciones propiedad de McLaren", entre ellas "copias de diseños de ingeniería" de la casa rival y "ficheros técnicos", señaló la marca francesa en un comunicado.