Lunes, 1 de Febrero de 2010

Muere un soldado español en un atentado en Afganistán

Las tropas mataron a tres talibanes tras sufrir el ataque, en el que resultaron heridos otros seis soldados españoles

IÑIGO ADURIZ/PÚBLICO.ES ·01/02/2010 - 22:42h

Ver mapa más grande


Un militar ha muerto y otros seis han resultado heridos de diversa consideración en un atentado contra un convoy español en Afganistán a su paso por la localidad de Sang Ates.  La respuesta de los militares españoles ha provocado la muerte de tres talibanes que participaron en el ataque, según han informado fuentes del Ministerio de Defensa.

Tras esa explosión, las tropas españolas han sufrido un hostigaiento por parte de los talibanes, acción a la que han respondido causando, al menos, tres bajas, según las fuentes citadas. Este equipo ha dado el aviso correspondiente para pedir ese respaldo, y los helicópteros "Agusta" de la fuerza italiana integrada en la ISAF han acudido en ayuda de los militares españoles.

Los talibanes han disparado también contra estos helicópteros, que han respondido sin que las fuentes citadas hayan sabido precisar si han provocado más bajas entre los insurgentes. En la zona, las tropas españolas sí han podido hacerse con numeroso armamento y munición de los talibanes.

El soldado fallecido es John Felipe Romero Meneses, de origen colombiano, 21 años y residente en Mollet del Vallés (Barcelona). Romero Meneses era soltero y estaba destinado en el Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Arapiles 62’, con bases en Barcelona y San Clemente de Sasebas (Lérida).

El vehículo, un BMR, pisó una mina anticarro mientras realizaba una patrulla de reconocimiento

Los heridos son el soldado Juan Morales Aroca, de 24 años y natural de Sevilla; el soldado Joshua Alcalá Silvera, de 20 años y natural de Tenerife; el soldado Carlos Gatos Guardado, de 23 años y natural de Barcelona, y el soldado Gerson Jaime Rodríguez, de 19 años y nacionalidad colombiana. Los dos más graves son el teniente del Ejército de Tierra Jordi Francesc Rubio Carceller, de 28 años, casado y natural de Hospitalet (Barcelona) y el soldado de nacionalidad colombiana Daniel Ospina Quintana, de 23 años y soltero.

El atentado se ha producido a las 13:30, hora española, al estallar una mina anticarro al paso del vehículo que realizaba una patrulla de reconocimiento en la conocida como ruta Lithium en el paso de Sang Ates, al norte de la ciudad de Qala e Naw, en la provincia de Bagdhis, donde las tropas españolas ya han sufrido varios incidentes.

El artefacto estalló al paso del primer vehículo BMR de los once que componían la patrulla de reconocimiento. El convoy estaba compuesto tanto por efectivos españoles como por miembros de la policía afgana. 

La ministra de Defensa, Carme Chacón, tiene previsto salir sobre las nueve de la noche de este lunes rumbo Afganistán para coordinar las tareas de repatriación del cadaver.

 La última víctima de las tropas españolas por un ataque en Afganistán se produjo el 7 de octubre, el cabo Cristo Ancor Cabello, cuando una mina antitanque estalló al paso del vehículo en el que viajaba, en un atentado en el que también resultaron heridos otros cinco militares.

Chacón se desplaza a Afganistán para coordinar las labores de repatriación

El Partido Popular ha expresado su solidaridad con la familia del soldado John Felipe Romero y con los heridos. La portavoz del grupo del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha manifestado su deseo de que los heridos se recuperen "lo antes posible". "Es un día para trasladar nuestro apoyo a las Fuerzas Armadas y ánimo a los soldados en misiones internacionales", ha añadido.

Zona peligrosa

La zona del atentado registrado hoy ya ha sido escenario de cimco ataques contra los militares españoles en menos de un año. El pasado 2 de mayo, las tropas españolas desplegadas en Afganistán repelieron dos ataques, uno de ellos proximidades de Sang Ates, el mismo lugar del atentado registrado hoy.  Entonces no hubo víctimas y cuando una patrulla del equipo de reconstrucción provincial de Qala-i-Naw, en misión de reconocimiento, sufrió un ataque insurgente mediante fusilería y lanzagranadas.

Actualmente España tiene desplegados de forma permanente en Afganistán 1.068 militares, la mayoría pertenecen a unidades de la Jefatura de Tropas de Montaña (Jaca).

Mariano Casado, portavoz de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) expresó su deseo a Público que la ministra Carme Chacón, que acudirá este mes al Congreso de los Diputados a explicar el aumento de tropas en Afganistán, aproveche la ocasión para explicar con qué seguridad y en qué circunstancias actúan las tropas españolas en Afganistán.

Con el de hoy, un total de 90 militares españoles han perdido la vida en Afganistán desde el inicio de la misión, según los datos ofrecidos por la propia ministra de Defensa. Ocho de los fallecidos murieron en acciones de guerra, 79 en accidentes aéreos (62 en el Yak-42 y 17 en el helicóptero Cougar), dos en accidentes de tráfico y uno por infarto de miocardio.