Lunes, 1 de Febrero de 2010

La consejera de Cultura vasca dice que la marca Guggenheim no tiene experiencia en museos no urbanos

EFE ·01/02/2010 - 11:49h

EFE - La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Blanca Urgell, durante su comparecencia ante la comisión correspondiente del Parlamento para explicar los informes del Gobierno Vasco sobre el proyecto de la Diputación de Vizcaya de ampliar el museo Guggenheim en la Reserva de Urdaibai.

La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Blanca Urgell, ha explicado hoy que el Ejecutivo pone en cuestión la idoneidad de la marca Guggenheim para el proyecto de museo en Urdaibai, porque no tiene ninguna experiencia en museos no urbanos.

Urgell ha comparecido hoy ante la comisión correspondiente del Parlamento Vasco, a petición del PNV, para hablar del citado proyecto de la Diputación Foral de Vizcaya.

La parlamentaria del PNV Leyre Corrales ha dicho que el "mayor problema" que tiene el Gobierno Vasco en este asunto es el "cuestionamiento" que hace de la marca de la Fundación Guggenheim, cuando su museo en Bilbao ha sido un "éxito de regeneración urbana, cultural y económica".

La consejera de Cultura ha aclarado que "nadie discute" la valía de la marca Guggenheim, sino que lo que el Gobierno discute es la idoneidad de la misma para gestionar un modelo sobre el que no tiene experiencia.

Urgell ha planteado la duda de que "repetir en un espacio tan pequeño" dos proyectos similares "pueda ser rentable" y sobre la idoneidad de Guggenheim en un proyecto no urbano.

También ha dicho que es un proyecto "contradictorio" en sí mismo, porque se habla de apoyo a creadores locales, cuando las cifras del mismo plantean una "mega-infraestructura cultural".

Además ha apuntado sus dudas sobre la conveniencia para una política cultural correcta general que la Fundación Guggenheim recibiera otros 6,7 millones de euros anuales con el nuevo museo, cuando ya se destinan ocho millones al museo bilbaíno.

Ha recalcado que al Gobierno Vasco no le sigue pareciendo conveniente incorporarse a un proyecto de inversión de doscientos millones de euros "en un edificio de arquitectura emblemática, reiterando la franquicia Guggenheim, contaminando y distorsionando una inmediata renovación del convenio de lo hoy único existente, el Guggenheim Bilbao".

Además, contraviene "lo que parece lógico a la hora de intervenir en un espacio medioambientalmente frágil, como es Urdaibai".

"Nuestras diferencias son profundas, de concepción acerca de lo que en términos de cultura necesita nuestro país, de lo que deben ser las inversiones necesarias, de la disponibilidad de recursos, de la sostenibilidad futura de nuestras apuestas", ha añadido.

La consejera se ha reservado el derecho del Gobierno a decidir "en positivo o en negativo" en torno a este proyecto en Urdaibai y que para ello está analizando "las distintas partes del proyecto en sus diferentes dimensiones: conceptuales, económicas, medioambientales, de propiedad o ubicación".

Ha adelantado que la decisión final del Gobierno Vasco se apoyará además en un "criterio político sobre las necesidades reales y culturales, económicas y sociales que puedan justificar la intervención en Urdaibai y las apuestas en el conjunto del país".

Corrales ha asegurado que el proyecto de un museo en Urdaibai supone una "inversión "estratégica de Euskadi" a la que el Gobierno Vasco aportaría 65 millones de euros en cuatro años.

Pilar Pérez-Fuentes (PSE) ha pedido que "urgencias electorales" no hagan que alguna institución se "saque de la chistera un proyecto que puede no ser el adecuado".

Carmelo Barrio (PP) ha pedido "serenidad" al diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y ha apostado por un debate "sereno" sobre la política cultural en su conjunto.

Daniel Maeztu (Aralar) ha dicho que es un "error" intentar extender el "éxito" del Guggenheim Bilbao a este proyecto de Urdaibai, que, ha recordado, se ubicaría en las cercanías de una de la zonas con la mayor protección medioambiental.

Gorka Maniero (UPyD) se ha preguntado qué otras cosas dejaría de apoyar el Gobierno Vasco "durante toda la legislatura" para apoyar este "macro-proyecto".