Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Becas de 100.000 euros

La Junta de Andalucía paga los estudios y la estancia a 24 estudiantes en universidades de élite

RAÚL BOCANEGRA ·17/12/2007 - 21:18h

Begoña González-Alemán, 29 años recién cumplidos, estudia en Fontainebleau  (París) y Singapur el prestigioso Executive Master in Bussines Administration (MBA) de Insead, uno de los mejores del mundo. Tiene la sana ambición de montar una empresa en Andalucía cuando vuelva. La matrícula, de 85.000 euros, le ha salido gratis y recibe un salario mensual de otros 1.625 euros para sus gastos. Tiene también gratis un vuelo de ida a Sevilla y vuelta a su centro de estudios. Como ella, otros 23 alumnos andaluces recibieron este año por primera vez las llamadas becas Talentia, que concede para estudios de postgrado la Consejería andaluza de Innovación, Ciencia y Empresa a los mejores licenciados en cualquier universidad de la UE, que residan en Andalucía.

El compromiso es que los alumnos regresen a Andalucía al menos durante cuatro años y aporten sus conocimientos, adquiridos en los centros de estudios más prestigiosos (Harvard, Yale, Oxford) a las empresas y universidades de la Comunidad que los soliciten. A la sociedad. Si no retornan o se van antes de tiempo deberán devolver la beca a razón de un 25% de lo ingresado por año incumplido. “La forma de definir lo que es trabajar en Andalucía está adaptada. Podría ser que Abengoa (multinacional sevillana) contratase a alguien y lo enviase a Brasil o que Repsol o IBM  lo fiche y lo sitúe en Andalucía”, explica María José Aracil, subdirectora de la Sociedad para el Impulso del Talento (SIT), empresa pública que gestiona el programa. “La idea es que esté relacionada con el desarrollo del territorio”, apostilla.

Hay alumnos que tienen dudas sobre si el tejido productivo de la comunidad les podrá ofrecer empleos adecuados a su formación de élite. “Mi miedo es ver si un MBA de prestigio es valorado”, asegura Antonio Lorenzo Macías, de 30 años, becado en la Stern School of Economics de Nueva York. La SIT trabaja para dar a conocer el programa Talentia entre las universidades y empresas andaluzas más pujantes. Esta semana tienen, por ejemplo, un encuentro en el parque tecnológico de Granada para ello. Y la Corporación Tecnológica de Andalucía, fundación privada destinada a la promoción de la innovación y el I+D+i en la comunidad también trata de impulsar el programa entre sus asociadas, las compañías más importantes de Andalucía y varias pymes punteras. Macías tiene ya entrevistas de trabajo programadas para estas navidades. Una se la ha buscado la Consejería de Innovación. “Los primeros somos un poco cobayas, pero es cierto que están trabajando”, afirma.

¿Suficientes alumnos?

El temor de los promotores de las subvenciones es el contrario, que no haya suficientes alumnos capaces de entrar en los centros de excelencia mundiales. El objetivo de la Consejería de Innovación es que en el año 2010 haya al menos 1.000 licenciados repartidos por el mundo. A la primera convocatoria se presentaron 97 solicitudes para 100 plazas y se concedieron 24. Ahora, la Junta ha abierto una nueva con 200. Está abierta hasta el 15 de septiembre de 2008 y está condicionada al ingreso en el postgrado de excelencia y a la acreditación de sus conocimientos  y experiencia. La Junta asesora a los jóvenes para que superen los fuertes exámenes que exigen para estudiar, como Begoña, en París y Singapur.

El MBA en Cambridge, gratis  y con un ‘salario’ de 1.600 euros

Se enteró de la existencia de las becas Talentia por su trabajo en la Consejería andaluza de Presidencia. “Encajaba mi perfil con lo que buscaban. Me pregunté si había alguna incompatibilidad y no la había”, asegura Francisco Pérez Cutiño. Así que llamó a las puertas de Cambridge para hacer su prestigioso Master in Bussines Administration (MBA) que admite cada año a 150 alumnos. “Hay alumnos de 49 nacionalidades diferentes”, asegura. Él es el único español.

Para llegar tuvo que superar unas duras pruebas de acceso. Tuvo que rellenar un formulario “muy completo”, de “unas 15 páginas”; escribir dos “ensayos” en los que explicara cómo le gustaría ser recordado y relatara cómo solucionó un problema ocasionado por él mismo en su trabajo. Le pidieron también una nota altísima en el Toefl, un examen para los extranjeros que quieran acreditar su conocimiento del inglés y superar el Gmat, un test que mide las capacidades matemáticas, verbales y analíticas. Luego, una entrevista de trabajo en la que “te ponen a prueba”. Y tras superarlo, entró. Solicitó entonces la beca Talentia y le fue concedida: en su caso, 45.000 euros y un salario de 6.500 cada cuatro meses. Se lo gasta íntegro en el alquiler de su casa de dos habitaciones, (tiene 31 años, está casado y tiene dos niños). “Si te vas solo vives muy bien”. Aunque tira de ahorros, cree que merece la pena.

¿Y cómo lleva el compromiso de retorno? Tiene nueve compañeros que ya tienen empleo a los dos meses. Él lo estudiaría. En principio, su plan es regresar a Sevilla. Aunque admite que echará de menos Cambridge, un lugar donde pasea por delante de la casa que habitó el economista John M. Keynes y del manzano que, según la leyenda, inspiró a Isaac Newton para desarrollar la teoría de la gravitación. En caso de nostalgia, le quedará el blog en el que cuenta su experiencia: perezallen.blogspot.com.

“Volvemos, pero no sabemos a qué” 

La madre de Antonio Lorenzo Macías está orgullosa de su hijo, de 30 años, que estudia desde hace dos años un MBA en la Stern School of Economics de Nueva York, una de las más prestigiosas del mundo. También recibe la beca Talentia, que asciende en su caso a algo más 60.000 euros , entre la matrícula del segundo año, 50.000 euros y el salario de 1.500 euros. “Se convierten en unos 2.000 dólares con el cambio del dólar y se puede sobrevivir a la ciudad”.

Paga 1.300 dólares de alquiler. Está a punto de terminar el MBA y le preocupa su futuro laboral. Aunque admite que la Junta trabaja para facilitarles un buen puesto cuando regresen, expresa sus dudas: “Volvemos, pero no sabemos a qué”. Tiene ya entrevistas concertadas y tiene claro que quiere instalarse en Andalucía tras un periplo de 5 años en Francia y fundar a medio plazo su propia consultora . Por ahora, quiere experiencia en una ya asentada. ¿Será en Andalucía?