Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Huckabee se mete con Bush

El candidato republicano en alza exige un cambio en la política exterior de EEUU.

ISABEL PIQUER ·17/12/2007 - 21:05h

Mike Huckabee, el pastor evangélico y ex gobernador de Arkansas por el que nadie apostaba hace un mes, va consolidando su imagen conservadora a medida que los sondeos afianzan su liderazgo en las primarias republicanas. El candidato cristiano se siente tan seguro que ha llegado incluso a criticar la “arrogante mentalidad de búnker” del Gobierno del presidente George Bush en un artículo publicado en la revista Foreign Affairs.

Mitt Romney, su rival más directo en esta primera fase de las primarias republicanas, se apresuró a criticar los comentarios sobre Bush pero Huckabee ni se inmutó. “Apoyé a este presidente basándome en el legado de su padre y de Ronald Reagan”, se justificó en una entrevista a la CNN.  
Huckabee acaba de nombrar como jefe de campaña a Ed Rollings, un miembro de la vieja guardia republicana, que en 1984 contribuyó a la reelección de Reagan.

El artículo de Foreign Affairs es una suma de vagas promesas electorales de un candidato inexperto en temas internacionales. Aboga al mismo tiempo por el cambio y la permanencia, la firmeza y la apertura.

“La política exterior estadounidense debe cambiar de actitud y de tono, abrirse, ir hacia los demás. La arrogante mentalidad de búnker del gobierno Bush ha sido muy contraproducente en casa y fuera de nuestras fronteras” afirma Huckabee.

Favorito en Iowa

El artículo coincide con la inesperada popularidad de un contendiente por el que, hasta hace un mes, nadie apostaba un duro. Según las últimas encuestas, Huckabee ganaría los llamados caucus de Iowa y de Carolina del Sur, dos de los primeros estados que se pronunciarán sobre la candidatura republicana. Romney, por su parte, está por delante de Huckabee en New Hampshire.

A nivel nacional, el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, sigue a la cabeza de los sondeos. Pero si Huckabee podría hacerse con los primeros caucus, se convertiría en una seria amenaza para Giuliani.

El artículo en Foreign Affairs se enmarca en una serie en la que han participado casi todos los candidatos para dar su visión de la política exterior.
“EEUU es menos vulnerable a una derrota militar pero es más vulnerable a la animosidad de otros países. Se parece al estudiante más popular de la escuela: le querrán si es modesto en sus habilidades y logros, y generoso a la hora de ayudar a sus compañeros. Pero le despreciarán si intenta dominar a los demás”, escribe Huckabee.

Críticas a Bush

Pese a criticar a Bush, el candidato evangelista retoma la retórica conservadora. “Una política más eficaz necesita explicar mejor el yihadismo islámico al pueblo americano. Este ha prosperado en la diversidad –religiosa, étnica, racial– y le resulta muy difícil entender los motivos del terrorista islámico y el hecho de que lo único que quiere es matar a cada uno de nosotros y destruir la civilización tal y como la conocemos”.

Huckabee reconoce que “no podemos exportar la democracia como si fuera Coca-Cola o Kentucky Fried Chicken” pero asegura que quiere “alimentar fuerzas moderadas en lugares donde Al Qaeda busca sustituir un mal moderno [Huckabee se refiere a los “regímenes represivos” del mundo árabe] por un mal medieval”.

Respecto a Irak, Huckabee no retiraría las tropas americanas “más rápido de lo que ha recomendado el general David Petraeus”. No descartaría bombardear Irán, aunque preferiría contener a Teherán por la via diplomática.

Noticias Relacionadas