Lunes, 17 de Diciembre de 2007

El Partido liberal promueve a Borís Nemtsov como su candidato a la Presidencia

EFE ·17/12/2007 - 15:46h

EFE - El presidente ruso, Vladimir Putin.

El partido liberal ruso Unión de Fuerzas de Derechas (UFD) promovió hoy al ex viceprimer ministro Borís Nemtsov como su candidato a las elecciones presidenciales del 2 de marzo de 2008.

La candidatura de Nemtsov no tuvo rivales en el congreso celebrado por la UFD en Moscú y recibió el respaldo de 114 delegados, mientras otros 23 votaron en contra y no hubo abstenciones, según la agencia Interfax.

Entre 1991 y 1997 Nemtsov, de 48 años, fue gobernador de la región de Nizhni Nóvgorod y después viceprimer ministro en dos gobiernos del primer presidente ruso, Borís Yeltsin, hasta la crisis financiera de agosto de 1998, cuando el país se declaró en suspensión de pagos.

En su intervención, dijo que la UFD -barrida de la Duma o Cámara de Diputados en las anteriores elecciones de 2003 y que tampoco consiguió escaños en los comicios del pasado día 2-, se convierte en una fuerza de "protesta cívica" contra la política autoritaria del Kremlin.

También prometió continuar las consultas con otros partidos y aspirantes liberales al Kremlin para intentar consensuar la promoción de un candidato único que pudiera medirse en las urnas con el sucesor oficial de actual presidente, Vladímir Putin, el viceprimer ministro primero Dmitri Medvédev.

Medvédev fue proclamado hoy mismo candidato presidencial del partido oficialista Rusia Unida, que tiene el control absoluto del Parlamento, y el presidente Putin aceptó encabezar su Gobierno, si aquel gana las elecciones.

Nemtsov dijo que proseguirá las negociaciones con el ex jefe de gobierno Mijaíl Kasiánov, candidato a la Presidencia por su Unión Democrática Popular, y el antiguo disidente soviético y escritor Vladímir Bukovsky, apoyado por un grupo de partidarios.

Entre otros aspirantes liberales, el economista Grigori Yavlinski, líder del partido Yábloko, y el ex diputado y dirigente del proscrito Partido Republicano, Vladímir Rizhkov, han renunciado a postular sus candidaturas por considerar fraudulentas tanto las recientes legislativas como las futuras presidenciales.

Además, la semana pasada quedó fuera de la carrera presidencial sin siquiera llegar a iniciarla el ex campeón mundial de ajedrez y líder de la coalición opositora "La otra Rusia", Garry Kaspárov, quien no pudo conseguir en el plazo legal un local para reunir al menos 500 ciudadanos que promovieran su candidatura.

Nemtsov, Kasiánov y Bukovsky han negado legitimidad a la nueva Duma rusa, al declarar que las elecciones legislativas fueron "las más sucias" de la historia reciente de Rusia, y se han comprometido a disolver la Cámara si cualquiera de ellos gana las presidenciales.

Para ser inscritos por la Comisión Electoral Central, los candidatos promovidos por partidos sin representación parlamentaria deberán reunir al menos dos millones de firmas en su apoyo.

Entre otros conocidos candidatos al Kremlin figuran además el líder comunista Guennadi Ziugánov y el dirigente del nacionalista Partido Liberal Democrático, Vladímir Yirinovski, cuyas formaciones políticas sí consiguieron hacerse con escaños parlamentarios.

Además, un grupo de ciudadanos promovió la candidatura de Oleg Shenin, ex dirigente comunista quien formó parte de la junta golpista que intentó derrocar al presidente soviético Mijaíl Gorbachov en agosto de 1991.

Por otra parte, el líder de la UFD, Nikita Belij, y todos los miembros de su Consejo Político presentaron hoy en el congreso su dimisión debido a la desastrosa campaña del partido en las legislativas, en las que obtuvo menos de un uno por ciento de votos.

El congreso eligió el nuevo Consejo Político, en el que, entre otros, entraron Nemtsov, Belij, Anatoli Chubais y la joven María Gaidar, la hija del jefe del primer Gobierno pos-soviético y reformista de Yeltsin, Yegor Gaidar.